Published On: mar, May 22nd, 2012

Modelo económico debe renovarse y el gobierno debe repartir la riqueza: Aquiles Córdova

México, DF.- El modelo económico actual debe recomponerse; el mercado no reparte la riqueza y tiene que ser el gobierno quien lo haga, dijo Aquiles Córdova Morán, Secretario General del Movimiento Antorchista al dictar la conferencia: Cambio de modelo económico y elecciones en México, en el Centro de Negocios Expo Reforma, de la Ciudad de México.

Al hacer una exposición de la economía, señaló  que la corriente marginalista ha sido muy efectiva para producir la riqueza de las naciones, pero ha fracasado absolutamente en la tarea de repartir el ingreso. Tras hacer un análisis de la  economía política como ciencia moderna que nació en Inglaterra a principios del siglo XIX y mencionar algunas de las aportaciones de sus principales exponentes, como William Petty, Adam Smith y David Ricardo, Córdova Morán refirió que El Capital, como obra cumbre de Carlos Marx, tiene mucha vigencia en nuestros tiempos, pues recoge lo más valioso de esa corriente y tiene una solución para lograr un reparto más justo de la riqueza producida al conjuntarse el trabajo, único creador de valor, y la riqueza aportada por naturaleza.

En su exposición señaló que esa economía marginalista no se propone ni sabe cómo repartir la riqueza que se crea, y los resultados de esa concentración de riqueza los tenemos a la vista en nuestro país: «más de 80 millones de pobres; millones de personas sin vivienda; desempleo y mucha inseguridad para todos los mexicanos».

Al desarrollar el tema mencionó que quien tiene la obligación de arreglar lo que está mal, es el gobierno, ellos tienen que repartir la riqueza o de otra manera, como dijo Pablo Neruda: «el mar es duro… y llueve sangre». En este sentido, aclaró que los antorchistas no son agoreros de desastres ni buscan una revolución, como algunos que no se cansan de pregonarla sin saber sus terribles consecuencias; recordó que lo ocurrido en la Revolución Mexicana fue una guerra civil muy espantosa, un México que se desangró, por lo que una revolución violenta no es la solución. «Un país que entra en una guerra civil llega a un momento espantoso y sangriento»

Pero advirtió a quienes tienen en sus manos las riendas del país para que no hagan oídos sordos, pues «si en vez de acortar la distancia entre ricos y pobres se sigue con una política de marginación al pueblo y con una absoluta necedad para no distribuir la riqueza en salarios y en infraestructura social», si en vez de cerrar la brecha entre los pobres y ricos, en donde los ciudadanos tengan lo mínimo para vivir como seres humanos con dignidad, la situación empeorará».

Agregó que «En México debe haber tranquilidad y paz; todos necesitamos seguridad, necesitamos la vida. ¿Para qué queremos riqueza en la tumba? Necesitamos vivir como hombres, no como bestias, necesitamos mantener este país con justicia y dignidad, y esto se logra distribuyendo la riqueza de manera equitativa y justica»

Si el gobierno actual o el que viene, quiere acabar con la pobreza tienen que instrumentar un sistema impositivo justo, en el que los pobres paguen muy poco y los ricos paguen mucho más, porque tienen con qué hacerlo y lo tienen gracias al trabajo social, por lo que están obligados a contribuir al bienestar de los trabajadores; «el impuesto progresivo es castigar a los ricos y eso es lo que no se quiere hacer».

«Sin variar nuestro sistema de mercado y la economía capitalista, necesitamos -señaló el líder de la organización popular más grande y mejor estructurada de nuestro país-,  que  el modelo deje de mirar hacia fuera y se vuelva hacia el mercado interno, hacia el mercado nacional, los mexicanos tenemos que trabajar para los mexicanos y sólo en segundo lugar para el mercado mundial

«Debemos pensar más en el mercado interno y eso implica hacerlo capaz de comprar, le tenemos que elevar su capacidad de compra, debemos hacer que la producción sea hacia adentro, sin desatender las necesidades exteriores y eso implica fortalecer al mexicano en el mercado interno».

«México necesita un nuevo sistema impositivo justo, elevación de salarios reducción de tasa de desempleo y un incremento muy grande en el gasto público destinado al bienestar de los trabajadores; eso es lo que Antorcha Campesina propone como nuevo modelo económico de nuestro país. Somos la única organización verdadera de masas, estamos formando cuadros preparados, verdaderamente capacitados para poder lograr estos objetivos. El pueblo necesita muy poco para vivir, pero ahora ni ese poco se lo dan, lo tiene que exigir, y la clase pudiente no quiere ni está de acuerdo en darle lo que éste necesita y requiere».

Entre las personalidades qua asistieron a este evento y a las que el dirigente social reconoció su labor cultural y social, destacaron el escultor Enrique Carbajal González «Sebastián» y el empresario Heberto Guzmán Gómez, Presidente del Patronato  de la Orquesta Sinfónica del estado de México y Presidente de HG Desarrollos; también estuvieron los integrantes del Comité Ejecutivo Nacional antorchista e integrantes de la Dirección Nacional.

Al término de la conferencia arrancó el VI Encuentro Nacional de Declamación, que durará dos días y en el cual participarán más de 250 declamadores.

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.