Published On: Mié, Jul 15th, 2015

Mi literatura tiene cuerpo francés, pero esencia italiana: Jean Portante

Jean Portante 620

Al presentar su más reciente libro, La ceniza de las palabras, el poeta, novelista y traductor Jean Portante aseguró que el tema central de sus libros es la lengua y su literatura tiene cuerpo de francés, pero en realidad es italiano.

El escritor nacido en Luxemburgo recordó que su lengua materna es el italiano, sin embargo, en la escuela aprendió francés y alemán, y aunque al principio de su carrera literaria quiso hacer un collage de idiomas, al final se decidió por escribir en francés.

En amena charla realizada en el Centro de Creación Literaria Xavier Villaurrutia, Jean Portante advirtió que escribe en lo que él denomina lengua ballena, ya que estos animales emigraron de la tierra hacia el agua y, como cualquier migrante, tuvieron que adaptarse, pero a pesar de todo conservaron los pulmones.

“Como las ballenas, todos mis textos hacen como si tuvieran cuerpo francés, como la ballena tiene cuerpo de pez, pero adentro tuve que inventar un verbo ‘pulmonea’, la otra lengua que es el italiano, esto hace que mi francés luzca francés, pero en realidad no lo es, tengo que inventar una lengua en la cual se tendría que ver italiano, mientras que se ve francés”.

Para ello, dijo, utiliza diferentes herramientas para inventar esa lengua, como puede ser el cambio de ritmo y la creación de metáforas que, Jean Portante hace a la italiana, pues aunque nació en Luxemburgo y ahora vive en Francia, aún tiene un pulmón de antes, italiano, que también quiere contar su historia.

Los problemas de la lengua, agregó, abren un campo muy amplio y la suya es una literatura “del ya no, no todavía, ahí está todo, ahí está el laberinto, el desierto, la migración, el nomadismo, el viaje, la vida entera, es eso, nuestra vida: ya no, no todavía”.

Por ello, el poeta veracruzano César Rodríguez Díez destacó que La ceniza de las palabras “se basa un poco en que la semilla de una lengua se inserta en el recipiente de otra, como una muñeca rusa, cuando se abre se descubre en su interior al doble, es gracias a esta bifurcación del lenguaje que la poesía da frutos inesperados”.

Beatriz Saavedra, también poeta nacida en Sinaloa, señaló que hablar de la poesía de Jean Portante es hablar del ser humano, del oficio de vivir, a través de imágenes que se pierden y se construyen rápidamente.

Porque el autor, afirmó, “dialoga con la vida cotidiana como cualquier cosa, pero hay un trasfondo en sus palabras, una profundidad poética que se trasmina, su poesía habla desde una metafísica abstracta y filosófica”.

Con una polifonía en su decir poético “hace sonar el secreto silenciosamente y habita en su palabras, dándoles la agonía del impulso o la fuerza que tiene la humanidad como diferenciada del resto de lo viviente, de la impronta que te lleva a la consciencia, a las emociones más íntimas, lugar donde se estrena la vida, se aproxima o se atreve”.

Finalmente, Iliana Godoy, coordinadora de la edición de La ceniza de las palabras, apuntó que con este libro, Floricanto da entrada una vez más a la poesía en otras lenguas, en este caso de un poeta francófono cuya obra tiene una gran riqueza lingüística, plural y polisémica.

La poesía de Jean Portante, comentó, “es un río de ida y vuelta, él logra esa inversión que con el cine se puede lograr y nos demuestra que por lo menos en ficción el tiempo es reversible. Recorremos su poesía como un viaje que nos lleva del equivoco a la verdad y viceversa, hasta que la iteración deja exhausto al sentido y los términos se trastocan”.

Indicó que el poeta utiliza un juego de equivalencias que termina en los contrarios “y nos hace ver que la vida no es blanco y negro, es toda una serie de grises y posibilidades que se forman, se niegan, se complementan aún dentro de un mismo libro”.

La ceniza de las palabras, publicado por la editorial independiente Floricanto, es la antología personal de Jean Portante, que reúne versos escritos desde 1983 y ya se encuentra a la venta.