Published On: lun, Sep 30th, 2019

México celebra Día Nacional del Maíz

México celebra el Día Nacional del Maíz, en homenaje a un alimento esencial en la dieta e identidad de esta nación.

La festividad central tiene lugar en la explanada del Zócalo de esta capital, con la participación del Gobierno de México y organizaciones campesinas y de la sociedad civil.

La idea es mantener viva la tradición del consumo de maíz en diversas formas, una práctica milenaria heredada de los ancestros mayas, toltecas y mexicas, y otros pueblos mesoamericanos.

El maíz, la planta sagrada de México, es símbolo de identidad, alimento y patrimonio histórico, forma parte del ciclo agrícola en el campo mexicano, y es parte de la cosmovisión de la vida y de la muerte.

La celebración comienza esta mañana con una muestra de productores de la Campaña Nacional Sin Maíz No Hay País, donde se ofertarán productos derivados del maíz.

Están previstas conferencias con agrónomos, académicos, intelectuales y expertos sobre el derecho a la alimentación y la soberanía alimentaria; diversos talleres sobre, actividades de danza, teatro y exposición fotográfica, entre otras.

Sobresale una exposición de maíces nativos con representantes del Estado de México, Guerrero, Morelos y Oaxaca, quienes compartirán sus saberes sobre recolección y sus métodos tradicionales de cultivo.

Hace apenas cinco días, el Pleno del Senado aprobó por 81 votos a favor, uno en contra y 28 abstenciones, el dictamen que expide la Ley Federal para el Fomento y Protección del Maíz Nativo, que reconoce la producción, comercialización, consumo y diversificación constante de esta semilla, como manifestación cultural nacional.

La senadora por el partido Morena Laura María de Jesús Rodríguez, más conocida como Jesusa Rodríguez, impulsó esta iniciativa por considerar que ese alimento es el fundamento de la cultura popular mexicana.

‘El maíz es nuestro centro, nuestro equilibrio, nuestro quinto punto. El maíz somos nosotras, las personas. Actualmente México no produce todo el maíz que consumimos pero con la cuarta transformación esperamos lograrlo en pocos años’, aseguró recientemente.

En su opinión, ‘los transgénicos y sus derivados (…) son tecnologías caducas que nos tratan de vender como avances científicos, que no son más que inventos de las empresas depredadoras de siempre para apoderarse de esta gran creación cultural que es nuestro maíz nativo’, dijo.

La normativa también instituye que el Estado fomentará la creación de Bancos Comunitarios de Semillas por parte de ejidos y comunidades, quienes podrán constituirlos de conformidad con su normatividad interna, usos o costumbres.

México es considerado el centro de origen y diversificación del maíz y su origen, domesticación y dispersión a partir del teocintle, su ancestro silvestre más directo, datan de hace cerca de 10 mil años.

Para los mexicanos, los saberes sobre esta planta implican además, aspectos religiosos, estéticos y de organización económica, política y social.

Actualmente existen más de 300 variedades derivadas de 64 razas de maíces nativos en el territorio mexicano, muchas en peligro ante la extensión de semillas transgénicas.

Millones de familias campesinas lo han producido ininterrumpidamente durante 350 generaciones, por lo que es considerado patrimonio biocultural de los mexicanos.