Published On: Sáb, Abr 9th, 2011

Mente criminal o asesino en serie

Han bastado dos sexenios panistas para arrepentirnos de considerarlos “señor autoridad”. El alto índice de criminalidad que padecemos en el país ha generado durísimas críticas no solo de parte de los propios mexicanos, sino de organismos internacionales  como la ONU y el FBI. Ello sin contar con la disección  que el ex embajador Pascual  hizo en más de una ocasión, respecto a los yerros de Calderón en temas no solo de seguridad pública, sino en situaciones relativas a la economía, el empleo, la política y la industria en general. La balconeada que Calderón recibió a través de Wikileaks, evidenció la nulidad estratégica con la que ha conducido las riendas de nuestro país. La cantidad de muertos que su sexenio  a acumulado ya lo sitúan en el rango de un asesino en serie, en calidad de autor intelectual.

 Un rango más peligroso que el de un homicida común.  Su estúpida guerra contra el narco y todos los grupos de crimen organizado  que surgen a lo largo y ancho de nuestro territorio nacional, ha sido tan imprudente como productiva SOLO para los delincuentes. Durante décadas los mexicanos vivimos una paz y tranquilidad social envidiable. Salir a provincia para tomar un descanso de la agitación propia de las grandes ciudades, era un ritual semestral deseadísimo y realmente gozado. Hoy en día, millones de mexicanos suman a sus limitaciones económicas, la desgracia de no poder siquiera visitar a sus familiares en cualquier punto del norte, del centro ó del sur del país, so pena de encontrarse cara a cara con la muerte vestida de  policía ó de militar ¡Increíblemente real! Las muertes injustificadas de tanto menor  de edad, denotan el dolo y la frialdad con la que ahora actúan las redes criminales.

 Nuestra capacidad de asombro s ha ido diluyendo entre chismes de espectáculos como la detención de Kalimba ó la de uno de los asesinos de Paco Stanley. Eso sin contar con la bombardeada que Televisa y TV Azteca nos regalan diariamente con programas  denigrantes e insulsos como el de Laura Bozzo y Rocío Sánchez  Azuara ¡Con razón hemos trastocado tanto los conceptos de ética y moral social! Y no me refiero a persignarse ó escandalizarse por las preferencias  sexuales de las personas- a  quienes tontamente algunos  ignorantes quieren “curar” en sitios específicos ó con talleres de reorientación – sino a la forma en la que hemos consentido como ciudadanos con derechos constitucionales, una serie de imposiciones y actitudes autoritarias de parte de servidores públicos pagados con NUESTROS impuestos ¡El colmo!

 Las excusas y los discursos huecos que Calderón y sus huestes panistas utilizan para seguir dorándonos la píldora- narcótica of course- para que sigamos dejándolos hacer lo que les venga su regalada gana, han empezado a generar coraje y auténtica indignación entre los mexicanos que ilusamente  apoyaron con voto el arribismo de estos improvisados del poder.

 Soberbios e ineptos administrativos públicos pero muy buenos para corromper, engañar y hacerse millonarios en menos de un sexenio. De la misma forma en la que se vuelven insensibles e intolerantes con quienes no viven en la opulenta forma que los hacen Calderón y familia, García Luna y el resto de los Secretarios del gabinetazo. Hombres y mujeres- incluida la nueva Procuradora General de la República- que a la hora de la verdad  no han dado resultados en sus encargos, pero ¡ah como les creció la chequera! La abogada Maricela Morales (¡ojo! Que en el apellido lleva el estigma) estando al frente de la SIEDO NO PUDO dar ni desactivar  verdaderas organizaciones de secuestradores. Hubiera sido más loable y rentable darle tal encomienda a la Sra. Wallace- quien hizo el trabajo que NINGUNA autoridad de la Procuraduría de Justicia quiso hacer para detener a los 5 asesinos de su hijo -que a una mujer que no cumplió cabalmente su trabajo en esa dependencia.  Este tipo de errores avalados por  casi todos los Senadores, son los que han convertido a nuestro país, en un territorio plagado de delincuentes.

 Deliberado ó no, Calderón ha contribuido a perder identidad, gobernabilidad, estabilidad financiera y comercial, turismo de nacional y extranjero, pero sobre todo ha contribuido a socavar la paz social con la que por décadas vivimos sin cuestionar. Hoy estamos sumidos en la desesperanza  y en la frustración que deja el ver como un fulano- proclive al alcoholismo- se erige en cuasi deidad con tamaña mente criminal.

 Ojalá pasen pronto estos 547 días que restan aún a este infernal (des) gobierno federal. Los gobiernos emanados del PAN tienen un alto índice de abuso y maldad. Hay que evitar que sigan avanzando más. Las marchas no les restan poder ni los intimida; pero en cada proceso electoral podemos quitarles el poder que obviamente NO saben manejar ¡Basta de apoyar inescrupulosos e incongruentes! Hechos…no palabras.

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.