Mensaje de aliento del presidente AMLO al pueblo de México

Estamos seguros, absolutamente seguros de que nos va a ir bien este año. Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Ayer el Presidente Andrés Manuel López Obrador dio un mensaje de aliento al pueblo de México,  desde Palacio Nacional, por su trascendencia  lo reproducimos para nuestros lectores.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR:

 Feliz año y ánimo.

Bueno, nos da mucho gusto iniciar el año con este mensaje. Estamos seguros, absolutamente seguros de que nos va a ir bien este año. Ya quedó demostrado que funciona el esquema, la estrategia que estamos aplicando. En 2019 se avanzó mucho en definir una política económica en beneficio de la mayoría de los mexicanos.

Se aclaró que nos importa el crecimiento, pero más el desarrollo económico. Crecer es, como lo hemos dicho en otras ocasiones, crear riquezas; el desarrollo significa crear riquezas y distribuirlas. Nos importa mucho que haya progreso con bienestar, progreso con justicia.

Eso ya se ensayó y se acreditó, porque desde el año pasado se destinan muchos recursos al beneficio de la gente más necesitada de nuestro país. Por eso pienso que nos va a ir bien, porque ya se definieron las políticas fundamentales y ya se están aplicando con buenos resultados.

Se aclaró que nos importa el crecimiento, pero más el desarrollo económico. Crecer es, como lo hemos dicho en otras ocasiones, crear riquezas; el desarrollo significa crear riquezas y distribuirlas.

También se demostró que no hace falta aumentar impuestos, se demostró que no hace falta que haya gasolinazos, se demostró que no es necesario endeudar al país para financiar el presupuesto público. El año pasado no hubo aumentos en los precios de las gasolinas, del diésel, del gas, de la luz en términos reales, este año tampoco van a haber aumentos; el año pasado no aumentó la deuda pública, este año tampoco va a aumentar la deuda pública.

Se demostró que es posible acabar con la corrupción, que la corrupción no es parte de la cultura del pueblo de México, como se pensaba de manera absurda y por conveniencia. La corrupción no tiene que ver con el pueblo de México, tiene que ver fundamentalmente con el mal gobierno, con los políticos corruptos. Si arriba no se permite la corrupción hay honestidad en el gobierno y el presupuesto rinde, alcanza para atender las necesidades de la gente.

El año pasado no hubo aumentos en los precios de las gasolinas, del diésel, del gas, de la luz en términos reales, este año tampoco van a haber aumentos.

Quedó demostrado también, que debe eliminarse el lujo en el gobierno, que tiene que haber un gobierno austero, sobrio, que el poder es humildad. El poder no tiene que ver nada con prepotencia, con el autoritarismo, el poder sólo tiene sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás; y el poder no está en los palacios, no está en las oficinas públicas, el poder está en el pueblo, en las plazas, en las calles, en las casas, donde vive la gente, el poder dimana de pueblo.

Y ayuda mucho el que no haya excesos, lujos en el gobierno, porque se demostró que se logran liberar fondos, muchos fondos para el desarrollo, miles de millones de pesos. Si no hay aviones, si no hay helicópteros, si no hay Estado Mayor Presidencial, si no hay pensiones para los expresidentes, si no hay sueldos elevadísimos para los altos funcionarios públicos, si no hay atención médica especial para los altos funcionarios públicos, si no hay privilegios, se ahorra mucho dinero. Entonces, tengo confianza que este año nos va a ir bien.

Tenemos, como lo he dicho y lo repito, como asignatura pendiente, como reto, como desafío serenar al país, parar la violencia que se inició cuando se declaró la guerra a las bandas de delincuentes comunes, toda la descomposición que significó el periodo neoliberal también por corrupción, por contubernio, por asociación delictuosa entre delincuentes de cuello blanco y delincuentes comunes.

El poder no está en los palacios, no está en las oficinas públicas, el poder está en el pueblo, en las plazas, en las calles, en las casas, donde vive la gente, el poder dimana de pueblo.

Todo eso lo estamos padeciendo. Se heredó y se arraigó bastante. Tenemos que arrancar de raíz ese mal y creo, estoy convencido, que lo mejor es atender las causas, que no se abandone a los jóvenes como se hizo de manera irresponsable durante todo el periodo neoliberal, que se les dio la espalda a los jóvenes, que sólo se les llamó, ninis, y no se hizo nada por ellos.

Tenemos que abrazar a los jóvenes, atraer a los jóvenes hacia nosotros para que no los enganchen, para que no los atrapen las bandas. Esa es la estrategia principal: que podamos atraer a los jóvenes, darles opciones de trabajo, opciones de vida sana, darles alternativas.

Vamos a seguir con ese propósito, garantizando el derecho al trabajo, el derecho a la educación a los jóvenes, reforzando mucho todo el trabajo dirigido al bienestar de las familias, a fortalecer la unidad familiar, a que no se rompan las familias, que no se desintegren las familias; porque la familia es una institución de primer orden, la más importante institución de seguridad social que tenemos en el país, la más fraterna, la más solidaria, la que más nos va a ayudar a reconstruir el tejido social, la que más nos va a ayudar a que haya paz y que haya tranquilidad.

Y tenemos también confianza de que vamos a ir serenando al país, porque no vamos a permitir el contubernio, la asociación delictuosa, no vamos a permitir que se unan autoridades con delincuentes. Son dos campos distintos.

Vamos a seguir dando atención todos los días al problema de la inseguridad y de la violencia, vamos a seguir trabajando de manera organizada y no vamos a permitir el que haya contubernio entre autoridades y delincuencia.

En eso finco mi optimismo, en que va a haber bienestar. Vamos a seguir dando atención todos los días al problema de la inseguridad y de la violencia, vamos a seguir trabajando de manera organizada y no vamos a permitir el que haya contubernio entre autoridades y delincuencia.

Y deseo lo mejor para este año a todos. Vamos a hacer nosotros lo que nos corresponde desde el gobierno, a seguir dando un buen ejemplo, un recto proceder en las acciones de los servidores públicos, vamos a seguir predicando con el ejemplo y deseando a todos los mexicanos que nos vaya bien.

Ya en lo muy íntimo, muy personal, que haya sobre todo salud, que no nos enfermemos, que no se sufra, que no se padezca y que seamos muy felices este 2020.

Feliz año 2020.

Presidente Andrés Manuel López Obrador.