Published On: Lun, Sep 13th, 2021

McLaren hace 1-2 en Monza y Bottas se queda con el 3ro de “Checo”

Desde hace varias carreras Daniel Ricciardo se había desdibujado de la máxima categoría, dejando el protagonismo de McLaren a Lando Norris, pero un piloto que ha probado el sabor de la victoria definitivamente ansía volver a lo más alto del podio y, en el Gran Premio de Italia, el piloto australiano vio la oportunidad y no la desaprovechó.

Apenas se apagaron los semáforos Ricciardo saltó a la delantera de la carrera sin que nadie pudiera evitarlo, ni su coequipero ni Max Verstappen ni nadie, ese fue el primer paso que dio para que, al caer la bandera a cuadros, Norris tuviera que conformarse con escoltar a Ricciardo y celebrar juntos el podio, acompañados por un afortunado Valtteri Bottas que heredó el tercer escalón y la champaña de Sergio Pérez quien merecía ese reconocimiento tras haber cruzado la meta en la tercero, pero una sanción excluyó al mexicano de Red Bull del festejo en Monza.

Pero para que McLaren volviera a protagonizar un 1-2, que desde el Gran Premio de Canada de 2010 no repetía (Hamilton-Button), la máxima categoría tuvo que revivir una rivalidad que parecía estar dormida y en la que la disputa no es otra cosa que el mismo campeonato mundial de F1, con Verstappen y Hamilton como protagonistas.

Los gallos de Red Bull y Mercedes replicaron una escena a la Senna-Prost en la curva más lenta del circuito, con el monoplaza del coequipero de Checo Pérez pasando por encima del W12 del inglés, salvándose de una tragedia gracias a la protección del halo.

La carrera estaba al rojo vivo y para la vuelta 26, al salir de su primer cambio de llantas, Hamilton quedó a merced de un Verstappen, quien se venía recuperando de un lentísimo cambio de neumáticos, inusual en Red Bull. Al enfrentar la chicana de la curva 1 y cruzar hacia la 2, ninguno de los dos pilotos cedió, encimando los autos para quedar ambos fuera de combate; por fortuna el halo del monoplaza alemán jugó un papel protagónico, cuando el monoplaza de Red Bull cayó encima del siete veces campeón del mundo, permitiendo a ambos únicamente salir furiosos y no lesionados.

“Sabíamos que al llegar a la primera curva la cosa iba a ir justa. Fui por fuera para después quedar en el interior en el segundo viraje, pensando que tendría espacio”, comentó Verstappen. “Pero él me fue estrangulando y me llevó a pasar por encima de la salchicha (bordillo del piano) lo que provocó el accidente”.

Por desgracia para Red Bull los comisarios decidieron ponerse rigurosos con el reglamento y aleccionar a Sergio Pérez, quien recibió una dura sanción por la forma en la que superó al lentísimo Ferrari de Charles Leclerc, al cortar una curva y sacar ventaja de ello, así que a pesar de haber cruzado la meta en la tercera posición, los comisarios mandaron al mexicano hasta la quinta posición, el tapatío ganó en la pista y perdió en la mesa.

Pero el acecho en contra de los dos Red Bull no acabó ahí y aunque en el primer round de los choques Hamilton-Verstappen, que se vivió en Silverstone, los comisarios decidieron no castigar al inglés con todo el peso de la ley, para Italia las reglas cambiaron y su interpretación del reglamento sirvió para servirse con la cuchara grande en contra del equipo austriaco decidiendo sancionar a Max con tres posiciones para la parrilla de salida del próximo GP de Rusia que se disputará en dos semanas.

En el campeonato Verstappen sigue a la cabeza, cinco puntos por arriba de Hamilton, con Bottas y Norris por delante de Checo, mientras que en el campeonato de constructores Mercedes aún está a la cabeza por 18 unidades, tras haberse disputado las primeras 14 fechas del campeonato.