Published On: Mar, May 3rd, 2011

Mayo: Mes de marchas y manchas

Luego de que el primero de mayo pasó con más pena que gloria para quienes marcharon so pretexto de conmemorar un aniversario más del Día del Trabajo. Hubo marchas que daban la impresión de ser manchas sin sentido ni orden. Los afiliados a la UNT, realizaron un intento de desfile dejando constancia de reclamos e inconformidades ante los abusos laborales de los que la clase trabajadora sigue siendo objeto pese a los casi ochenta años de haberse dado a conocer una Ley federal del trabajo.

 Sus consignas no siempre son bien recibidas ni comprendidas luego de que ha trascendido que sus dirigentes  terminan haciendo pactos ó acuerdos en lo oscurito con las autoridades competentes; pero de manera personal y para beneficio de un puñado de agremiados cercanos al líder. Así de simple y práctico el asunto. Sin embargo, hay que reconocer que su esfuerzo por no dejar pasar desapercibida esta fecha, los dignifica más que aquellos que prefieren la comodidad de sentarse en un evento social- desayuno típico de chilaquiles y huevos con frijoles- a donde líderes charros de los sectores oficialistas, rinden pleitesía y toda clase de loas  al gobernador en turno.

 No importa si tienen ideales y conceptos totalmente distintos. Lo importante es que el gobernador en turno se sienta como deidad frente a ellos, los obreros que por lo menos en Puebla- dijera Leobardo Soto- jamás serán problema para el gobernador panista Moreno Valle ¡Que tal! Así lo dijo Soto  sin recato de fondo ni forma ¡Bonito líder obrero! Con un problema menos el gobierno morenovallista puede seguir p romoviendo enfáticamente su desempeño gubernamental  en diferentes medios de comunicación. Televisa ha respondido  al compromiso de convertir a Puebla y su gobernador, en una  estrella más del canal de su canal.

 No extrañe que el resto del año, Puebla estará hasta en la sopa de todos los mexicanos. No como ejemplo de gobierno a seguir, sino como un producto comercial que Televisa ve muy disponible a explotar. Mientras los poblanos vamos asimilando las deficiencias y omisiones del equipo morenovallista- que solo se han concentrado en  escarbar y armar expedientes acusatorios de todos los ex funcionarios marinistas- ya sabemos que hay quienes celebran la muerte de Osama Bin Laden con la misma emoción que la detención de los supuestos asesinos del hijo de Javier Sicilia. Otros se congratulan viendo que López Obrador todavía tiene jale en la mocha y levítica Puebla de los Ángeles, a donde llegó a armar  la tremolina.

 Cabe destacar que este evento político de izquierda, sirvió para que una vez más los oportunistas de la política local- como Nachito Mier- se hicieran notar como siempre. La evidente zozobra política que se percibe- por aquello de que ya no sabes cuándo y quienes ya cambiaron de partido-ha llevado a que los suspirantes por Los Pinos, hagan todo por llamar la atención de la ciudadanía. El problema es que ante la falta de resultados y la inestabilidad en la que vivimos, los electores prefieren candidatos ciudadanos- una peligrosa definición electoral- antes que sostener a vividores del erario público, sin resultados, sin responsabilidades ni compromisos cumplidos. Creer que haciendo plantones y marchas, basta para cambiar acciones deleznables.

Las marchas se han convertido en un lastre social sin objetivos ni credibilidad. Son como una oscura mancha que daña hasta el ánimo de los escolares que veremos el 5 de Mayo. Patético y dañino, pero real ¡Ni hablar!

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.