Published On: Lun, Dic 5th, 2011

Los esfuerzos valen la pena: Maribel Hernández Márquez

Maribel Hernández Márquez, en representación de 250 jóvenes en la entrega de Becas de Excelencia 2011.

Maribel Hernández Márquez, en representación de 250 jóvenes en la entrega de Becas de Excelencia 2011.

Sólo una cosa vuelve un sueño imposible: el miedo a fracasar. Con esta frase de Paulo Coelho culminó el discurso que Maribel Hernández Márquez, estudiante de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas (FCFM) de la BUAP, emitió en representación de 250 jóvenes asistentes a la ceremonia de entrega de Becas de Excelencia 2011, que se realizó en la sede de la SEP federal.

Antes de que eso sucediera, la joven de 20 años de edad, obtuvo un promedio 10 en su cuarto semestre de la licenciatura en Física, lo que la hizo acreedora, junto con cerca de 300 universitarios de la Máxima Casa de Estudios de Puebla, a una de las tres mil 882 Becas de Excelencia que otorgó la SEP a nivel nacional.

“No puedo dejar de pensar en todo lo que ha pasado para llegar hasta aquí, y al hacerlo, me doy cuenta de que todos los esfuerzos han valido la pena; todo lo que hacemos a diario, como levantarse temprano después de una larga noche de estudios para llegar a tiempo al examen de las ocho de la mañana; estar varias horas en la universidad y prácticamente vivir ahí; lo hacemos con gusto porque sabemos que cada paso y por qué no, cada tropiezo nos acerca más a nuestra meta”, dijo.

Viajando un poco más al pasado de Maribel, confesó que elegir qué estudiar no fue fácil, ya que sus opciones inmediatas eran Medicina, Biología, Matemáticas o Física, esta última no era de sus materias favoritas, sin embargo fue su participación en un evento del INAOE con un experimento sobre fluidos no newtonianos, lo que la hizo decidirse.

“Ahora me doy cuenta que fue una de mis mejores decisiones de mi vida, ya que dentro de la Física hay muchas áreas, como biofísica o física médica”, mencionó.

La Física, según sus palabras, “trata de explicar al universo que nos rodea, desde lo más pequeño hasta lo infinitamente grande, se dedica a describir la realidad, aunque ninguno de nosotros sabe qué es eso, podemos llegar a conocerla o la construimos; a mí me gusta pensar que la construimos, así que podemos lograr lo que nos propongamos no olvidando nuestros sueños, porque ésta es la forma de asegurarnos de cumplirlos”.

Además de ser una alumna destacada que ve en la lectura algo más que un pasatiempo o una distracción, una manera de aprender, Maribel practica karate en la Universidad y no descarta la posibilidad de aprender cosas nuevas, como pintura.

Con el compromiso de mantener su excelencia académica, manifestó que con una parte del apoyo económico que constituye su beca comprará libros y ahorrará la otra parte para, en un futuro, realizar un posgrado en Ginebra, Suiza, “si se trata de partículas”, o alguna institución latinoamericana.

“Me quiero dedicar a la investigación de partículas u optoelectrónica: el desarrollo de tecnología con óptica y electrónica donde tienen que ver los fotones.

En diez años me veo con una maestría, dando clases, participando en un proyecto de investigación y apoyando a más estudiantes”, añadió.

Al recordar su participación en la ceremonia de entrega de Becas de Excelencia 2011, Maribel comentó que le llevó un fin de semana preparar su discurso, y aunque al principio hubo nerviosismo, fue la atención del público lo que la motivó a continuar.

Finalmente recomendó a quienes aún no saben qué estudiar, que investiguen cuáles son las opciones, cómo se ven en un futuro y qué es lo que quieren hacer, ya que no siempre lo común es lo más viable, sino que hay muchas otras cosas a las que pueden dedicarse.

“Nunca dejen de soñar, no vean al estudio como algo fastidioso, sino como una forma de superarse, un camino para que cumplan sus sueños”, culminó.

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.