Published On: Mar, Sep 30th, 2014

Lluvias dejarán abundantes cosechas en el país, informa el titular de SAGARPA

cnc
El temporal de lluvias que se ha registrado en el país, permite abrigar firmes esperanzas de abundantes cosechas que, si bien generarán una sobre producción de algunos granos, también pueden provocarán un problema serio de comercialización por la baja de los precios nacionales e internacionales, reconoció el secretario de Agricultura, Enrique Martínez y Martínez, al inaugurar, con la representación del Presidente Enrique Peña Nieto, el LI Pleno Agrario Nacional de la Central Campesina Independiente.
Ante ello, informó que la Sagarpa prepara una estrategia para enfrentar la situación, aunque reconoció que no existen recursos suficientes identificados, pero advirtió que habrá que preparar una estrategia de comercialización y poder solucionar a tiempo el eventual problema.
Dijo que entre las estrategias se encuentran la reconversión productiva para afrontar la sobreoferta que no solamente afecta a México, sino prácticamente a todo el mundo. Consideró al respecto que se tendrá que promover la siembra de productos como hortalizas, frutas y maíz amarillo. De este último, dijo, tiene grandes posibilidades de éxito y que incluso permitiría bajar las importaciones que este año llegarían a nueve millones de toneladas.
«Comentaba en mi intervención que el mundo está sobre- ofertado de granos y oleaginosas, lo que pone en una situación sumamente complicada porque México también va a tener una gran producción de maíz y de sorgo, que ya estamos teniendo una cosecha record», aseguró.
Dijo que debido al mercado imperfecto que se tiene, los intermediarios y comercializadores aprovechan estas coyunturas y se llevan la mayor ganancia.
«Ocurre que el precio del maíz se derrumba en perjuicio del productor, pero la tortilla vale lo mismo. El precio del frijol se derrumba para el productor y cuando uno lo compra en los mercados, el precio del frijol no baja. Y lo mismo sucede con el sorgo y todos los demás».
Informó que en Baja California Sur, entidad afectada por el Huracán Odile, se habrán afectado alrededor de 800 hectáreas de agricultura protegida y de éstas 200 quedaron totalmente destruidas, mientras que a cielo abierto se estiman daños en unas 5 mil hectáreas, a las que ya se están haciendo llegar semilla y paquetes tecnológicos para que puedan incorporarse principalmente a la siembra de garbanzo.
Por otra parte, señaló que la transformación al campo continúa, aunque advirtió que no se requiere de una Reforma Constitucional para lograr un campo productivo, pero se sigue trabajando. Se toma en cuenta la opinión de los diferentes actores en el sector, comentó.
Al interior de la secretaría, añadió, se trabaja en la trasformación, mientras que al exterior en un nuevo programa que pasa del asistencialismo a la productividad; uno que destraba y desburocratiza, y una Financiera Nacional que ahora presta con intereses de un dígito. Asimismo, en los fertilizantes y el etanol, reformas que no habían en lo que es el marco de políticas públicas.
Descartó que se pueda avanzar más este año, tomando en cuenta que no se debe mezclar la discusión de una reforma importante con la del presupuesto, pero, aseveró, la palabra empeñada del Presidente Enrique Peña Nieto para la transformación del campo, se hace todos los días y sólo se esperará su turno cuando sea oportuno en el Legislativo.
Por su parte, el presidente de la Central Campesina Independiente, Francisco Rojas Pérez, advirtió que esta organización no avalará ninguna propuesta de reforma que no sea sometida a su consideración y no busque cambios de fondo, pues en los últimos años las políticas públicas para el sector sólo han funcionado para ampliar la desigualdad y la pobreza, beneficiado a un reducido número de productores que son insuficientes e ineficientes.
Advirtió que si bien se han realizado 11 reformas estructurales que buscan elevar la productividad para impulsar el crecimiento económico, fortalecer y ampliar los derechos de los mexicanos y afianzarlos en el régimen democrático y de libertades, los campesinos esperan beneficios concretos, mejores condiciones de vida y hacer producir la tierra, a fin de llevar más alimentos a la mesa de los mexicanos.
Destacó la participación de la organización en la consulta instruida por el Presidente Enrique Peña Nieto, para impulsar una reforma al campo, y dijo estar convencido de que se necesitan cambios de fondo y se lograrán sólo si se cambia la conciencia de todos los que participan en las actividades agropecuarias; si se logra transformar las capacidades productivas de los campesinos, y la visión, la actitud y el proceder de los servidores públicos que tienen en sus manos la ejecución de los programas públicos, se convierte en instrumento más accesible para los campesinos.