Published On: Vie, Feb 5th, 2021

Las exportaciones manufactureras y llegada de remesas, ayudarán al crecimiento económico de Puebla

-Por la apertura de cooperación que muestra el gobierno de los Estados Unidos, Puebla puede crecer en el PIB hasta en un 4.5%.

La pandemia del COVID-19 a nivel mundial ha impactado de manera importante en la economía de los países y ha generado la pérdida de empleos, el cierre de miles de empresas y la pobreza se incrementó de manera extrema y acrecentó la desigualdad social.

Conforme avanzó la pandemia del COVID19, es posible que en el caso Puebla en el 2020 registre una caída en el producto interno bruto de entre 9% y 10%, lo cual representaría una caída mayor a la media nacional, manifestó Marcos Gutiérrez Barrón, catedrático de la Facultad de Economía de la UPAEP.

Señaló que esta caída en el PIB poblano presentó el cierre de 9 mil 687 empresas de forma definitiva; la pérdida de 39 mil 172 empleos formales en el 2020. En el caso de la industria de la construcción, cuyo valor de producción cayó en un 51.6% y el personal dependiente de las industrias constructoras tuvo una disminución del 36.9%.

Externó que los ingresos totales de las empresas comerciales mayoristas y minoristas disminuyó en un 6.6% y el personal ocupado en estos sectores, bajó en un 6%, datos que nos indican que la pandemia golpeó de manera importante a la economía poblana.

Marcos Gutiérrez enfatizó que para el 2021, en Puebla se tiene la expectativa de que crezca en su producto interno bruto gracias a la apertura que está presentando el gobierno de los Estados Unidos y que puede ser de entre 4 y 4.5% y que puede ser mayor al crecimiento nacional.

Dijo que el motor de crecimiento económico para Puebla serán las exportaciones manufactureras principalmente automotrices, y las remesas que envía la gente, ya que el año pasado fueron de alrededor de los mil 500 millones de dólares y que ubicaron al estado entre las primeras 7 entidades receptoras de un número significativo de remesas, y la inversión productiva que muestra una recuperación importante en estos momentos.

El Producto Interno Bruto (PIB) de México de acuerdo a datos del INEGI cayó 8.5%, lo que representa una caída histórica con respecto a las últimas décadas, ya que la referencia más cercana es la que se registró en los años 30’s cuando el PIB cayó en un 14.9% y las crisis de 1994 y 2008.

Indicó que el sector industrial tuvo una disminución del 10.2%, principalmente por el cierre de fábricas; el sector de los servicios que registró una caída del 7.9%, por el cierre de restaurantes y otras empresas de diferentes rubros.

Abundó que dentro del sector turístico, el más afectado fue el turismo mismo que cayó en un 58% en su PIB, lo cual fue significativo para nuestro país, porque este aporta alrededor de 10 millones de empleos directos e indirectos y ahora con los anuncios de otras naciones de limitar los vuelos aéreos a nuestro país, seguirá impactando a este sector de manera negativa.

Marcos Gutiérrez señaló que el único sector que creció en este periodo de contingencia sanitaria fue el sector primario que tuvo un aumento del 2%, porque fue uno de los sectores que no ha cerrado durante el confinamiento.

Apuntó que la inversión productiva que es otra variable importante en la economía, también cayó de manera importante, al registrar una caída del 19.5% en los primeros 10 meses del año anterior y los empleos perdidos de acuerdo a datos del seguro social, fue de 647 mil 710; de los cuales 560 mil 473 eran formales y 87 mil 237 eran empleos eventuales.

Asimismo, dijo que cerraron alrededor de un millón 10 mil 857 empresas, sobre todo, pequeñas empresas. Agregó que de acuerdo a datos del CONEVAL (Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social), señala que la pobreza laboral se incrementó en un 44.5% del total de la población.

Subrayó, “se estima que para recuperar el valor perdido de la economía con esta crisis y la caída tan drástica en el producto interno bruto del país, tendrán que pasar de 2 a 3 años para recuperar lo perdido durante el 2020”.

Gutiérrez Barrón señaló que algunas expectativas económicas para México en el 2021 y de acuerdo a datos de la Secretaría de Hacienda, se espera un crecimiento del producto interno bruto del 3.5%, el cual es insuficiente por la caída tan drástica que se registró el año pasado y que fue del 8.5%; es decir, este crecimiento del 2021, no va a compensar la caída económica del año anterior.

El académico externó que los motores para lograr el crecimiento de la economía nacional serán las exportaciones, es decir, el sector externo, si se toma en cuenta que durante el mes de diciembre del año pasado las exportaciones aumentaron en 43 mil 163 millones de dólares.

Advirtió que será la economía norteamericana la que jale a la economía mexicana, ya que la primera estará buscando crecer arriba del 5.3 % en su producto interno bruto. Agregó, “vamos a depender de lo que pase en los Estados Unidos con respecto a su economía, lo cual será un crecimiento excepcional, porque permitirá que México cumpla con su meta de crecer en un 3.5% o 4% en su producto interno bruto”.

Marcos Gutiérrez destacó que las remesas crecieron el año pasado en 40 mil 607 millones de dólares, cifra histórica para México, y es significativo el dato porque las remesas representan el 3.8% del producto interno bruto y además representan alrededor del 4.5% del consumo al ejercer un efecto importante en el consumo y permitirá llegar a crecimientos positivos en el 2021.

Reiteró que el crecimiento económico de nuestro país estará condicionado por el avance de la pandemia del COVID-19 y por los avances que se tengan en la vacunación de la población, “porque, sí no se puede controlar la pandemia y no avanza el programa de vacunación de la gente y se regresa nuevamente a situaciones de cierre, el escenario económico que se busca no será posible”.

En el plano internacional, el académico comentó que España registró una caída en su producto interno bruto del 11%; Francia de 8.3%, Alemania cayó en un 5% y Estados Unidos disminuyó su PIB en un 3.5%, es decir, las principales economías del mundo sufrieron los efectos de la pandemia.

Agregó que esta situación se ve reflejada en que dos millones de personas perdieron la vida; millones de personas han perdido su empleo y cientos de millones de personas fueron llevadas a la pobreza.

Gutiérrez Barrón manifestó que de acuerdo a datos del organismo internacional no gubernamental, OXFAM International, con la actual pandemia sanitaria se está originando una desigualdad enorme, al señalar que la fortuna de personas multimillonarias se recuperó en tan sólo 9 meses, mientras que las familias en pobreza, tardarán una década en poderse recuperar.

De igual forma, los sectores más vulnerables siguen siendo las pequeñas, medianas y microempresas y las familias pobres y que en estos momentos por la situación que se está atravesando con el actual coronavirus, se acentúa más en el mundo.

Por último, comentó que es importante que el gobierno federal sea más participativo con los diferentes sectores productivos del país para que la economía se pueda reactivar más pronto, porque su participación durante esta pandemia ha sido muy modesta.

  https://fb.watch/3rU41hsZp6/