Published On: vie, Ago 23rd, 2019

La Universidad Iberoamericana estrena Unidad de Educación Continua

En apego a su Misión, que busca la incidencia institucional y social para generar una sociedad justa; en apego estricto al respeto a los derechos humanos de todas y todos; y en respuesta a una fuerte demanda formativa; la Universidad Iberoamericana Ciudad de México abrió su nueva Unidad de Educación Continua, una infraestructura que en más de mil 200 metros cuadrados cuenta con 22 salones equipados con tecnología educativa con los más altos estándares de innovación.

Ubicada en el edificio G, primer piso, la Unidad de Educación Continua cuenta con 19 salones de clases que, dependiendo de su tamaño pueden albergar, el más pequeño, 19 estudiantes; y el más grande, 45; mientras que en la totalidad de salones pueden tomar sus cursos 458 alumnos y alumnas.

Todos los salones fueron diseñados bajo un concepto de 360°, por lo que cuentan con pupitres con ruedas, para que las y los docentes puedan acomodar al alumnado de la manera más conveniente para impartir y trabajar en sus cátedras. Asimismo, dentro de cada uno de los salones hay varios pedestales móviles de tomas de corriente, para que, desde la comodidad de su lugar, las y los estudiantes puedan poner a cargar sus dispositivos electrónicos.

Cada aula cuenta con una pantalla de trabajo, dos pizarrones (uno al frente y otro en la parte trasera del salón) y un set de pizarrones para trabajo colaborativo. Para aumentar la superficie de las pizarras, en los ventanales de cada salón se puede escribir, toda vez que los cristales están diseñados para eso; y al ser de doble cristal, aíslan acústicamente el lugar del ruido exterior. Aunado a esto, la Unidad tiene ocho rotafolios digitales (flip boards) disponibles para cualquier profesor o profesora que lo solicite.

La Unidad también cuenta con dos talleres de gastronomía o de trabajo, con capacidad para 32 y 36 estudiantes; y un auditorio multimedia, que puede albergar 40 personas.

Y para mejorar la comodidad de las personas en el interior, en todos los salones, talleres y auditorio hay ventanas que se abren, para permitir la entrada y circulación del aire; y para evitar la sensación de encierro, todos tienen vista a los jardines del campus.

Unidad que vincula a la IBERO con la realidad de México

Esta nueva Unidad de Educación Continua de la IBERO, que al estar dentro del campus universitario se ubica en el corazón de la zona de corporativos de Santa Fe, fue inaugurada por el Mtro. David Fernández Dávalos, S. J., Rector; y el Mtro. Randolfo González de la Mora, director de la DEC.

En la inauguración, González dijo que con la Unidad de Educación Continua, la IBERO confirma con hechos que “es una Universidad de gestión pública, cuya Misión superior es comprometerse y acompañar al gobierno, empresa y sector social, en la construcción de una sociedad inclusiva, equitativa, generosa y de plena vigencia de todos los derechos humanos para todas y todos, en respuesta a fuertes tendencias regresivas que pretenden una sociedad de exclusión, marginación y violencia sistemática, para perpetuar las ya insostenibles condiciones de pobreza en la que viven la mayor parte de las y los mexicanos”.

Por eso la Unidad de Educación Continua es un espacio consagrado, sobre todo, a los procesos de incidencia y fortalecimiento de la Universidad en su contexto; porque en un México que está en situación crítica, que es un país de víctimas y pobres, la Universidad no se puede mantener al margen de esa realidad.

De ahí que la encomienda que la Dirección de Educación Continua ha recibido de parte de la Dirección General de Vinculación Universitaria y de la Rectoría, es propiciar una colaboración intensa con gobierno, empresa y sector social; porque la IBERO no quiere ser una Universidad exitosa en un país fracasado, ni quiere ser una isla en el remanso de opulencia de Santa Fe, mientras la realidad está demandando más capacidad de decisión y de acompañamiento.

El Rector David Fernández Dávalos externó, por su parte, su alegría por inaugurar estos nuevos espacios para el aprendizaje, “para la construcción de ese país que necesitamos y que merecemos todos los mexicanos y mexicanas”.

Aprovechó la ocasión para agradecer a este equipo de la DEC, que encabeza Randolfo González desde hace cuatro años, el lograr construir una oferta de educación continua que refleja la Identidad de la Universidad Iberoamericana; y por hacerse cargo “de nuestra voluntad de incidencia en la realidad, para transformarla y hacerla mejor”, al tener impacto y resultados muy importantes en los sectores de la sociedad a los que a la IBERO le es relevante llegar, y por ofrecer educación a aquellos sectores que lo requieren, sean privados, del ámbito público o movimientos sociales y populares.

“Hago votos para que estos espacios nuevos sean aprovechados por nuestra comunidad universitaria, y que cumplan con su función efectivamente de generar las habilidades, destrezas y actitudes que necesitamos para construir un México generoso, justo y equitativo”.

El Mtro. David Fernández Dávalos, Rector; el C.P Leopoldo Navarro Flores, director general Administrativo; la Mtra. Sylvia Schmelkes del Valle, vicerrectora Académica; y el Mtro. Jorge Meza Aguilar, director General de Vinculación Universitaria; realizaron el corte del listón con el que se dio formalmente inaugurada la Unidad de Educación Continua.

Alcances e incidencia de los Diplomados IBERO

La Dirección de Educación Continua de la IBERO, mediante un modelo académico integral de educación para la vida y el trabajo, ha fortalecido la extensión y democratización del conocimiento generado en la Universidad Iberoamericana, beneficiando los últimos años a un total de 40 mil trabajadores adultos de México y América Latina.

A través de sus Diplomados IBERO, la Dirección de Educación Continua ha consolidado un modelo integral de gestión que le ha permitido establecer relaciones formativas fuertes con aproximadamente 500 instituciones de los sectores corporativo, social y gubernamental, entre lo que destaca la implementación de una amplia gama de programas en los tres poderes del sector público, que ha beneficiado a 25 mil funcionarios de los tres niveles de gobierno.

Asimismo, por medio de los Diplomados IBERO se han impartido programas formativos, nacionales e internacionales, a: Mead Johnson, Peugeot, Coppel, Bachoco, Organización Editorial Mexicana, Consejo de la Judicatura Federal, Suprema Corte de Justicia de la Nación, Cámara de Diputados, Senado de la República, Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México y el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales. 

Cabe aclarar que la infraestructura implementada en la Unidad de Educación Continua no se limita a la gestión de programas presenciales, pues también se ha realizado una fuerte inversión para la consolidación de una plataforma y modelos de diseño instruccional para la educación a distancia y en línea (aulas virtuales).

Esta estrategia, realizada en alianza con la Dirección de Enseñanza y Aprendizaje Mediados por Tecnologías (DEAMeT), también de la IBERO, ha permitido matricular estudiantes en prácticamente todos los países de América Latina y en todos los estados de la República Mexicana.

Es importante destacar que, en apego al Modelo Educativo de la IBERO, la DEC ha impulsado una innovadora y pertinente gama de programas en derechos humanos, ofrecidos a lo largo y ancho de México, y también en América Latina, en alianza estratégica con: el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, el Museo Memoria y Tolerancia, la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México y la Fundación Panamericana para el Desarrollo.

Con dichas instituciones, la DEC de la IBERO ha brindado formación en temas de alta incidencia, como: Atención Psicosocial a Víctimas, Seguridad Pública con Enfoque Ciudadano, Justicia Laboral, Economía Social y Solidaria, Teología Feminista, Juzgar con Perspectiva de Género, Tortura y Protocolo de Estambul.

Actualmente, la Dirección de Educación Continua capacita en derechos humanos a más de cuatro mil ministerios públicos, policías de investigación y peritos, adscritos a la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.