Published On: Mar, Jun 15th, 2021

La reelección, en Huejotzingo, confirma confianza en la transformación

La reelección de Angélica Alvarado Juárez en la presidencia municipal de Huejotzingo, pone de manifiesto la confianza en la cuarta transformación y el respaldo social a los resultados de la gestión de la edil.

Diversos ciudadanos de la localidad coincidieron en señalar lo anterior, al ser cuestionados sobre la reelección de la presidenta municipal, Angélica Alvarado, que se concretó de manera contundente en la jornada electoral del pasado 6 de junio.

Los 8 mil 383 votos que obtuvo Angélica Alvarado Juárez, de acuerdo al PREP del Instituto Electoral del Estado, por encima de su más cercano competidor José Luis Torres Flores, con 6 mil 449, de inmediato la colocaron como la ganadora absoluta de la elección.

Y tras confirmarse su triunfo con más de 2 mil votos de diferencia, llevaron a la autoridad electoral de Puebla a entregarle la constancia que la acredita como presidenta municipal de Huejotzingo para el periodo 2021-2024.

Otro punto de coincidencia, fue el reconocimiento de una corriente que los huejotzingas, denominan popularmente como el “alvaradorismo”, que desde su punto de vista vino a terminar con la influencia de la familia Morales.

Los huejotzingas consideran que el resultado de la jornada electoral, a favor del “alvaradorismo” representa el surgimiento de una nueva camada de políticos diferentes a los que gobernaron la región antes de 2018.

Un punto más de confluencia de los huejotzingas consultados es la apreciación de Angélica Alvarado Juárez como una de las políticas más influyentes y con mayor proyección, en Puebla, derivada de los resultados de su gestión.

El triunfo de Angélica Alvarado durante la jornada electoral fue claro en las 8 juntas auxiliares y las secciones más grandes de Huejotzingo, cuyos habitantes acudieron de manera generosa a las urnas, para reiterar su respaldo al trabajo realizado durante los poco más de dos años previos.

Angélica Alvarado ganó de manera clara incluso en el segundo barrio, considerado por la población local como un bastión de la familia Morales, primordialmente del ex edil Carlos Morales.