Published On: Mar, Ago 9th, 2022

La OSIM celebra en el Palacio de Bellas Artes 20 años de transformar a través de la música la vida de cientos de infantes

  • Además de las 1,112 personas que se dieron cita en el concierto de cierre de esta 30ª gira nacional, la transmisión del streaming en vivo realizado por el INBAL tuvo un alcance de 21,000 personas
  • Los compositores Gina Enríquez, Arturo Márquez y Alexis Aranda estuvieron presentes y escucharon las interpretaciones de la OSIM de sus respectivas obras

Las y los 126 integrantes de la Orquesta Sinfónica Infantil de México (OSIM) cumplieron su sueño de tocar en el Palacio de Bellas Artes, escenario en el que la mayoría se presentó por primera vez.

En el evento realizado este 7 de agosto, la OSIM no solo culminó su 30ª gira nacional, también celebró 20 años de trayectoria, de sumar esfuerzos, pero, sobre todo, de tocar y transformar la vida de cientos de infantes en México.

Ante la presencia de 1,112 personas, entre ellas Gina Enríquez, Arturo Márquez y Alexis Aranda, compositora y compositores mexicanos cuyas obras fueron interpretadas por la OSIM−después de dos años de no hacer conciertos presenciales debido a la contingencia sanitaria por la COVID-19−, se realizó el concierto con el sonido de violines, violas, violonchelos, contrabajos, flautas, clarinetes, oboes, fagotes, cornos, trompetas, trombones, tubas, percusiones, arpas y pianos.

Cabe señalar que esta orquesta dependiente del Sistema Nacional de Fomento Musical (SNFM), área de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, está integrada por 126 instrumentistas originarios de 25 estados de la República Mexicana, cuya infancia y/o adolescencia estuvo marcada por esta situación sanitaria que motivó al orbe a cambiar hábitos y formas de convivir, estudiar y trabajar.

El estreno e interpretación de la obra Epifanía (COnVIDa-19), de Alexis Aranda, fue sin duda la obra ideal para iniciar los seis conciertos que integraron esta 30ª gira nacional, no solo porque se trató de un estreno mundial, sino porque el compositor mexicano con el color y texturas musicales de su Epifanía invita a evocar lo que viene después de esta contingencia sanitaria; a concentrarnos en lo que realmente nos importa, una paráfrasis musical que las y los instrumentistas de la OSIM interpretaron con el corazón y un sinfín de emociones.

Alexis Aranda publicó en su perfil de Facebook: “Me habían hablado maravillas de estos chicos, pero jamás me imaginé que tocaran tan bien. Quedé gratamente sorprendido. Realmente feliz por este gran estreno de mi obra ´Epifanía´.”

La tarde de este domingo, cada niña y niño integrante de la OSIM siguió la batuta de Roberto Rentería Yrene y Eduardo García Barrios, de manera entusiasta y concentrada como lo hizo en cada uno de los más 10 días de campamento de estudio en los que tocaron, estudiaron y jugaron juntos. Su energía nunca bajó, al contrario, las ciudades de Morelia, Michoacán; Guadalajara, Jalisco; San Luis Potosí, San Luis Potosí; Zacatecas, Zacatecas; y León, Guanajuato, fueron testigo de todo este engranaje musical que se fue fortaleciendo en cada sede.

En este concierto, la OSIM no solo cosechó el aplauso de las y los presentes en el recinto, la transmisión del streaming en vivo realizada con el apoyo del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL)  tuvo un alcance de 21,000 personas, mostrando el por qué este programa impulsado por el SNFM ha sembrado durante estos 20 años de trayectoria un lazo inquebrantable entre sus miembros y exmiembros; una semilla fértil que ha germinado en carreras importantes dentro de la escena musical y en otros ámbitos como la ciencia, la medicina, la gestión cultural y las leyes, por mencionar algunas.