Published On: Lun, Dic 5th, 2011

La nanotecnología en todos lados

La forma más avanzada de la Nanomedicina utiliza los nanorobots y nanoinstrumentos como cirujanos. Este tipo de máquinas pueden reparar las células dañadas o entrar en ellas y reemplazarlas o ayudar a las estructuras dañadas intracelular en la fase individual.

Esta es parte de la información que investigó Carlos Amaro Macuil, alumno de la Facultad de Ciencias de la Electrónica de la BUAP, quien obtuvo uno de los cuatro reconocimientos en el concurso de carteles del Noveno Foro Nanotron, que organizó esta unidad académica.

“Resultados impactantes de la Nanomedicina” fue el título de su cartel en el que expuso que el estudio de ésta ha ayudado a los médicos a comprender mejor los cambios que ocurren en el sistema nervioso humano.

Omar Mirón del Rosario presentó “Músculos artificiales”, explicando que investigadores de Australia, Estados Unidos, Canadá y Corea han decidido aplicar los nanotubos de carbono para crear un nuevo tipo de músculo artificial, capaz de resistir mil veces más torsión que cualquiera de los materiales usados con anterioridad.

Están formados por cientos de nanotubos de carbono, los cuales son trenzados hasta formar un hilo de menos de diez micrómetros de ancho (el grueso de un cabello es de 80 micrómetros).

Su aplicación más obvia es para las prótesis de algún miembro del cuerpo, pero dada su altísima resistencia a la temperatura (de -196 hasta los  mil 538 grados Celsius) podrán ser utilizados en operaciones extremas terrestres, al igual que en operaciones espaciales.

Otro de los estudiantes galardonados fue Rodolfo Arturo Hernández Reyes, quien exhibió su investigación “Resultados impactantes de la Nanomecatrónica”, donde mostró que la micro-nanomecatrónica se desarrolló como resultado del rápido progreso de las micro-nanoestructuras, así como el perfeccionamiento de la micro-nanoprogramación y el micro-nanocontrol.

Dentro de la Nanomecatrónica en el ámbito de los nanomateriales, se encuentran los nanotubos de carbono, los cuales se pueden manipular para obtener un mayor rendimiento, velocidad de transferencia y menos pérdidas.

Al combinar nanotubos con diferentes intervalos de banda podrían convertirse en led’s y quizás en láseres nanoscópicos. Actualmente los nanotubos de carbono se emplean como emisores de electrones para pantallas de televisión y monitores de computadora ultra delgados.

Por otra parte Ernesto González Hernández, el cuarto galardonado, publicó en “Nanocompuestos poliméricos en músculos artificiales”, los importantes avances que tiene esta investigación, dando pauta a que otros estudiantes se interesen en el tema.

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.