Published On: Jue, Ago 15th, 2019

La IBERO se suma al movimiento internacional en favor del medio ambiente

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) advirtió que, en caso de no aumentar drásticamente las protecciones ambientales a nivel mundial, se producirán millones de muertes prematuras a mediados de este siglo en ciudades y regiones de Asia, Oriente Medio y África.

En marzo de este año, el organismo internacional presentó un alarmante informe durante su IV Asamblea de Medio Ambiente (ANUMA-4), realizada en Nairobi, Kenia, en el que reveló que la salud de las personas estará cada vez más amenazada si, a nivel global, no se toman medidas urgentes para frenar y reparar los graves daños causados al medio ambiente.

En el estudio Global Environment Outlook señaló que la contaminación del agua, aire y los desechos químicos amenazan la integridad de los seres humanos y hasta su capacidad para reproducirse.

La investigación realizada por 250 expertos de más de 70 países señala que la resistencia a los antibióticos será la principal causa de muerte en el mundo, pues la habilidad de microorganismos como bacterias, virus y algunos parásitos -para evitar el efecto de antimicrobianos (antibióticos, antivirales o antimaláricos)- facilitará que las infecciones se expandan en la población.

Las causas de esta situación serán la contaminación de los cuerpos de agua y los disruptores endocrinos que son productos químicos que alteran el equilibrio hormonal de los humanos, mismos que afectarán la fertilidad masculina y femenina, así como el desarrollo neurológico infantil.

Además, procesos fisiológicos anómalos como una menstruación prematura o el desarrollo de cáncer de mama o de próstata están relacionados con dichos disruptores que se transmiten a través de las aguas residuales y que se hallan en productos de uso diario como leche industrial o pesticidas en cultivos.

En el informe -que sugiere pasar del modelo de desarrollo de “crecer ahora, limpiar después” a un modelo económico de “cero residuos”, la llamada economía circular, para el año 2050- también se habla de la urgencia de reducir 8 millones de toneladas de plástico que se arrojan cada año a los océanos

La ONU está convencida de que el mundo tiene a su disposición la ciencia, la tecnología y las finanzas necesarias para encaminarse hacia el desarrollo sostenible, pero aún falta mayor esfuerzo de líderes públicos, empresariales y políticos quienes se “aferran a modelos obsoletos de producción y desarrollo”.

“La información científica es clara. La salud y la prosperidad humanas están directamente relacionadas con el estado del medio ambiente. Este informe construye una perspectiva de la humanidad: nos encontramos en una encrucijada. ¿Continuamos por nuestra ruta actual, que nos llevará a un futuro sombrío, o escogemos el camino del desarrollo sostenible? Esa es la elección que deben hacer nuestros líderes políticos, ahora”, aseguró Joyce Msuya, directora ejecutiva interina de ONU Medio Ambiente.

Movimiento estudiantil contra el cambio climático   

Greta Thunberg, una joven activista de origen sueco, se ha convertido en una de las voces más importantes contra el cambio climático, pues desde el año pasado lidera un movimiento juvenil en Europa para cuidar el medio ambiente.

Su lucha inició cuando dejó de asistir al colegio una vez a la semana para protestar contra el gobierno por sus nulas acciones contra el cambio climático. En agosto del 2018 protestó ante el Parlamento sueco para que tomara acciones inmediatas contra este problema, ya que advirtió: “Nuestra casa se desmorona, el futuro está en sus manos”.

Thunberg, de 16 años, pidió a los eurodiputados determinación porque el tiempo se agota y alertó que si no se actúa la situación será irreversible para 2030, lo que supondrá el fin de la civilización tal y como se conoce.

Lo joven, quien ha sido nominada al Premio Nobel de la Paz por un grupo de diputados socialistas noruegos, inició este movimiento luego de que, en el verano de 2018, Suecia viviera una ola de calor que afectó a gran parte del país nórdico, pues originó cerca de 50 incendios forestales que arrasaron con 20 mil hectáreas.

Para Greta, quien asistía al colegio en la ciudad de Estocolmo, como la mayoría de adolescentes en su país, ese panorama de fuego y calor fue demasiado. Por esta razón, el 20 de agosto de 2018, en vez de asistir al colegio, acudió al Parlamento de su país y anunció que no iba a regresar hasta que la escucharan.

Así es como Thunberg creó Fridays for Future, un movimiento estudiantil contra el cambio climático que impulsó huelgas estudiantiles todos los viernes en el Parlamento de su país para exigir la reducción de la huella de carbono para proteger el planeta, el cual después fue replicado por miles de personas con protestas similares en distintas ciudades de Europa.

Esta organización habla sobre la necesidad de tomar decisiones drásticas como reducir el 50% las emisiones de CO2 en los próximos 10 años.  De acuerdo con el movimiento, cuanto más tarden en ejecutarse todos los cambios necesarios y más tiempo se pierda discutiendo qué y quién se hace cargo de promoverlos, menos probabilidades habrá de salir del atolladero.

“Nuestras exigencias son claras e innegociables: hay que formar urgentemente un gobierno decidido a afrontar los retos que plantea la emergencia climática y ecológica, desde la justicia climática. Es vital”, dice el movimiento.

Huelga por el clima 

El movimiento liderado por Greta ha convocado, a través de un video compartido en la página de Facebook Hope, en pie por el planeta, a la Primera Huelga General Internacional por el clima que se realizará el próximo 20 de septiembre.

“Seas quien seas, estés en donde estés, te necesitamos ahora. Los jóvenes hemos abierto el camino, ahora necesitamos que los adultos se sumen. Quiero que actúes como si nuestra casa estuviera en llamas porque lo está”, dice Thunberg en el video que difunde la iniciativa.

Tras conseguir movilizar a 1.6 millones de estudiantes en los cinco continentes, el movimiento Fridays for Future llama a los trabajadores y sindicatos de todo el mundo a secundar la primera huelga general internacional de la historia el próximo mes.

Destacaron que los niveles de CO2 han alcanzado su punto más alto en tres millones de años y nos acercamos peligrosamente a los niveles que provocaron las grandes extinciones de la tierra. “Es hora de forzar a los gobiernos a que actúen inmediatamente y pongan en marcha la transición ecológica”, cuentan en el video.

Tres días antes de que inicie la Cumbre sobre la Acción Climática en Nueva York, los estudiantes quieren realizar su mayor movilización. Los integrantes de Fridays for Future se están organizando para lo que esperan sea la huelga climática mundial más grande e invitan a unirse nuevamente el 27 de septiembre a la Huelga General Global liderada por Earth Strike, una organización que exige acciones por parte del gobierno para combatir el cambio climático.

La Universidad Iberoamericana se sumará a esta iniciativa el 20 de septiembre, a través de un paro activo con jornadas de sensibilización y concientización sobre el cambio climático, así como el cuidado de la Casa Común. Así como con actividades culturales que destaquen importancia del cuidado del medio ambiente, confirmó el director de Comunicación Institucional de esta casa de estudios, el Mtro. Carlos Valle.

“Será un día de reflexión en torno al tema medioambiental. Esto está relacionado con una de las cuatro Preferencias Apostólicas Universales de la Compañía de Jesús que es, precisamente, el cuidado de la Casa Común. Existe un mandato claro que de aquí al 2029 una de las prioridades que tenemos es el cuidado del medio ambiente”, explicó Valle Cabello. 

La Compañía de Jesús y el medio ambiente

En la encíclica Laudato Si, el Papa Francisco pide unir fuerzas para afrontar el cambio climático y proteger tanto a las poblaciones más vulnerables como al planeta. El Capítulo IV, denominado ‘Una ecología integral’, habla de que no hay dos crisis separadas, una ambiental y otra social, sino una sola y compleja crisis socioambiental.

Colaborar en el cuidado de la Casa Común es una de las cuatro Preferencias Apostólicas Universales de la Compañía de Jesús 2019-2029. En ellas se explica que el daño a la tierra es, al mismo tiempo, un daño a los más vulnerables, como son los pueblos originarios, los campesinos obligados a emigrar y los habitantes de las periferias urbanas.

Asimismo, la destrucción del medio ambiente que se está generando con el sistema económico dominante infringe un daño intergeneracional porque afecta no sólo a los actuales habitantes de la tierra – en particular a los más jóvenes–, sino que condiciona y arriesga la vida de las generaciones futuras.

“Nos proponemos, desde lo que somos y con los medios a nuestro alcance, colaborar con otros en la construcción de modelos alternativos de vida basados en el respeto a la creación y en un desarrollo sostenible capaz de producir bienes que, justamente distribuidos, aseguren una vida digna a todos los seres humanos en nuestro planeta”, detalla el documento.

IBERO y el cuidado del medio ambiente 

En diciembre de 2018, la IBERO inició el proceso para obtener el Certificado Ambiental ante la Secretaría del Medio Ambiente de la CDMX, a través del esquema de Auditoría Ambiental Sustentable (antes PCES), un proceso voluntario mediante el cual se evidencia el cumplimiento de la regulación ambiental aplicable y las acciones de autorregulación implementadas en el campus.

Asimismo, el año pasado se inició el proceso para obtener el Certificado LEED Campus y el del Edificio X en etapa de proyecto ante el U.S. Green Building Council (USGBC).

Desde hace dos años se implementa un programa de sustitución de luminarias ahorradoras a led y de identificación y sustitución de equipos que no cuentan con estándares de ahorro energético a efecto de disminuir gradualmente el consumo total de energía eléctrica en el campus.

Sin embargo, la comunidad estudiantil también ha trabajado en favor del cuidado del medio ambiente. En 2017 surgió una asociación de alumnos fuertemente comprometidos con la construcción de una universidad y de un planeta más sustentable. A través de distintas iniciativas, los integrantes de Cambio inciden en el cuidado del medio ambiente y en crear conciencia entre la comunidad universitaria sobre de los desafíos que se viven actualmente en materia ambiental.

Una de las primeras acciones que emprendieron fueron las jornadas de reforestación de la barranca de Santa Fe. También se involucraron en el proyecto del Huerto IBERO y forman parte de la organización de las Jornada de Restauración Chinampera IX ¡Salvemos al ajolote!

Uno de sus proyectos más recientes es la implementación de Ecofila. Además, cada semestre realiza el Recolectón, en el cual reciben materiales como latas de aluminio, PET, cartón, tapas, revistas y periódicos para reciclar.

Para mayor información sobre los movimientos en favor del medio ambiente puedes consultar:

https://www.earth-strike.com/

https://globalclimatestrike.net/