Published On: Jue, Sep 4th, 2014

La guerra es el negocio en el que todos sufren: Romero Hernández

LA GUERRA ES 1La guerra es el negocio en el que todos sufren, pero incluso esta tiene sus límites, aseguró Mauricio Romero Hernández, responsable del Programa de Difusión de los Principios de la Cruz Roja y coordinador Nacional de Juventud de Cruz Roja Mexicana, durante su ponencia «Humanitarismo» que impartió la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales (FDSC) de la BUAP.

En su exposición, en el marco de la conmemoración del 15 aniversario de la Licenciatura en Relaciones Internacionales, el experto habló sobre la importancia del Derecho Internacional Humanitario (DIH): «la finalidad de este derecho es limitar los sufrimientos provocados por los conflictos armados, garantizando tanto como sea posible, la protección y la asistencia a las víctimas».
«El DIH es el conjunto de normas y leyes que regulan la guerra y están destinadas a solucionar los diversos problemas humanitarios que surgen de los conflictos, tales como el desplazamiento de la población, la desprotección de los niños, la degradación de la situación, escases de agua, alimentos y comercio entre otras cosas», detalló.
Explicó que las ramas que conforman a estas normas son, «el derecho de Ginebra y de La Haya; el primero se basa en la protección a las víctimas de los conflictos, es decir los heridos, náufragos, enfermos y prisioneros de guerra, mientras que el segundo es el derecho de los conflictos armados y su trabajo es regular la conducción de hostilidades».
Romero Hernández enfatizó que dentro del Tratado de Ginebra está especificado el respeto a un emblema en particular, «el militar que está herido o enfermo deja de ser un soldado y se convierte en una persona que sufre, por lo tanto necesita ser atendido y en este convenio hay una regla que indica el reconocimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja».
Esto quiere decir que todas las personas que porten estos emblema serán respetadas, lo que permitirá que aquellos que se dedican a curar a los heridos no podrán ser atacados y permanecerán protegidos en campos de batalla, detalló.
Subrayó que el DIH «se aplica exclusivamente cuando hay un enfrentamiento armado entre dos o más estados, o cuando los pueblos luchan por ejercer su derecho a la libre determinación, cuando hay regímenes racistas y en casos de ocupación parcial o total del territorio».
«Actualmente casi la totalidad de los países han aceptado el Derecho Internacional Humanitario, con el propósito de proteger a las personas que no participan o ya no forman parte de las hostilidades», finalizó Mauricio Romero.