Published On: mar, Oct 29th, 2019

La BUAP refrenda su compromiso para hacer de la honestidad, eficiencia y rendición de cuentas, los elementos que la distinguen

Impulsar y fortalecer la cultura de la legalidad, la participación ciudadana y la profesionalización del conocimiento son los objetivos de la firma de la Carta de Intención entre la BUAP y el Comité de Participación Ciudadana del Sistema Anticorrupción del Estado de Puebla, expuso el Rector Alfonso Esparza Ortiz.

           De esta manera, “la Universidad se suma a los esfuerzos del Sistema Nacional Anticorrupción y sus diversas instancias locales, incluida la implementación del Observatorio de Gobernanza y Anticorrupción, para impulsar una cultura de la legalidad”, subrayó.

           Con ello, agregó, la BUAP reitera su compromiso como un referente social para hacer de la honestidad, eficiencia y rendición de cuentas, elementos distintivos de la Institución.

           Si bien en diversos planes de estudio de la Institución se imparten asignaturas que responden a tales propósitos, el Rector Alfonso Esparza Ortiz precisó que “la firma de este protocolo nos permitirá coadyuvar en el diseño de un programa de formación y capacitación para todos los ciudadanos interesados en estos temas”.

          Se llevarán a cabo, además, proyectos de investigación sobre corrupción, impunidad, fiscalización, rendición de cuentas y gobierno abierto, entre otros temas, así como campañas de difusión para fortalecer la cultura de la legalidad.

          Con este convenio de colaboración, signado en el Salón Barroco del Edificio Carolino, el Rector de la BUAP informó que también se capacitará a servidores públicos y los estudiantes podrán realizar prácticas profesionales y servicio social en el Comité de Participación Ciudadana del Sistema Anticorrupción del Estado de Puebla.

         Al tomar la palabra, José Octavio López Presa, presidente del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción aseguró que el mejor antídoto contra la corrupción es la ética; es decir, la honestidad y un comportamiento adecuado. “Este indicador permitirá el cambio del país y los estudiantes son el motor de ese cambio”.

          Por otra parte, López Presa reconoció la labor del Rector Alfonso Esparza, a quien describió como un hombre comprometido con las mejores causas del país, y anunció el lanzamiento de la plataforma México ético, en la cual 10.7 millones de profesionistas y estudiantes en el país podrán firmar un estándar ético. Se trata de un compromiso individual y público.

          Catalina Aguilar Oropeza, presidenta del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Anticorrupción del Estado de Puebla, señaló que la escuela pública es la oportunidad más grande para romper paradigmas. En la batalla contra la corrupción “hemos encontrado como aliados a las universidades públicas”.

          De ahí la relevancia de esta alianza, la cual fortalecerá la cultura de la legalidad y formará ciudadanos informados, que conozcan sus derechos y obligaciones. “Uno de los proyectos que planteamos desde un principio con la Institución es precisamente el Observatorio de Gobernanza y Anticorrupción, para acompañarlos en la evolución del Sistema Estatal Anticorrupción; así como ver su funcionamiento, con indicadores precisos, y conforme se realicen los reportes detectar áreas de oportunidad”, comentó.