Published On: vie, Ago 9th, 2019

La BUAP, comprometida con el derecho a la educación pública de calidad

El incremento de la matrícula en 11 por ciento, con respecto al año anterior, reafirma la posición de la BUAP como una institución comprometida con el derecho a la educación pública de calidad, afirmó María del Carmen Martínez Reyes, vicerrectora de Docencia, durante la presentación del informe final del Proceso de Admisión 2019, en el cual también dio a conocer la publicación de una nueva convocatoria con mil 618 lugares disponibles.

          Al respecto,  precisó que a la brevedad se dará a conocer esta convocatoria para el procedimiento de inscripción de aspirantes que siguen en la tabla de puntaje de los resultados publicados el 6 de julio. Esta propuesta fue aprobada por unanimidad de votos por los integrantes del H. Consejo Universitario.

         Ante el Máximo Órgano de Gobierno de la Institución, Martínez Reyes expuso que el incremento de la matrícula es un esfuerzo sin precedete, salvaguardando las condiciones de calidad académica, equidad, transparencia y responsabilidad social.

          Algunas estrategias para este crecimiento fueron la construcción de 22 multiaulas que equivalen a 530 salones, seis multilaboratorios con 112 laboratorios y espacios de experimentación, aulas en los complejos regionales, edificación de espacios para la cultura, el arte, el deporte y la divulgación científica, así como convocatorias para plazas de nueva creación.

          Para este proceso de admisión se destinaron 31 mil 155 lugares para los niveles medio superior y superior. No obstante, concluido el proceso de inscripción, la Dirección de Administración Escolar informó que aún cuando obtuvieron un lugar, mil 618 aspirantes no se inscribieron.

          Por ello, como estrategia para aprovechar estos lugares se publicará la convocatoria para la inscripción de aspirantes que no aparecieron entre los aceptados en la publicación de resultados del pasado 6 de julio, y son los que siguen en la tabla de puntaje.

Otros puntos del orden del día

En la VII sesión extraordinaria del Consejo Universitario se presentó la propuesta de la creación del Barrio Histórico Universitario. De manera previa, Jorge Rodríguez y Morgado, director de Infraestructura Educativa, informó sobre la Torre de CU para la gestión administrativa de la Institución. Este edificio consta de dos cuerpos, de 22 niveles: 17 para áreas administrativas y cuatro para más de 300 cajones de estacionamiento. En total son 38 mil 313 metros cuadrados de construcción, con una altura de 94 metros.

          La planta baja será destinada a la Dirección de Administración Escolar (DAE), con cubículos de atención y oficinas. Además, en este inmueble estarán las direcciones de Recursos Humanos, Acompañamiento Universitario, Servicio Social, General de Desarrollo Internacional y Comunicación Institucional, así como las vicerrectorías de Docencia y de Investigación y Estudios de Posgrado, Tesorería General, Secretaría General, Oficina del Abogado General y Rectoría, entre otras.

          Una vez desocupados los edificios ubicados en el Centro Histórico de la capital, estos espacios se destinarán al proyecto de Barrio Histórico Universitario que constará de tres corredores turísticos: Carolino, Jesuita y San José.

          En su presentación, Rosalva Loreto López, directora de Patrimonio Histórico Universitario, expresó que esta propuesta tiene como fin conservar los 39 bienes inmuebles con valor cultural a resguardo de la Universidad. Para su preservación se generará una política patrimonial, además de la creación de espacios destinados a esta tarea, como el centro de preservación y conservación de bienes muebles y artes decorativas y el laboratorio de arqueología urbana.

          En otro de los puntos del día, se presentó la propuesta del Rector Alfonso Esparza Ortiz sobre la no utilización de plásticos diseñados de un solo uso. Al respecto, Jorge Raúl Cerna Cortez, director de la Facultad de Ciencias Químicas, notificó que solo el 9 por ciento del plástico producido se recicla y su tiempo de degradación demora 500 años. La Institución preocupada por esta problemática ambiental pretende erradicar el uso innecesario de plásticos de un solo uso, incluido el unicel, en cafeterías de la Universidad, unidades académicas y administrativas. Otras acciones serán promover campañas de concientización sobre el tema.

          El último punto de la VIII reunión ordinaria del Consejo Universitario fue la presentación del informe del grupo de trabajo encargado de la consulta a la comunidad universitaria del Protocolo para Casos de Violencia de Género.