Published On: Lun, Ago 3rd, 2015

Inconveniente para productores de leche, que México firme el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP)

lecheros

Los productores de leche del sector social, que representan más del 90 por ciento en el país, ven con preocupación el avance de las negociaciones para la firma del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) dadas las condiciones naturales de clima y grandes extensiones de pastizales con los que cuenta países miembros como: Nueva Zelanda y Australia. Lo que nuevamente expondría a los productores mexicanos  a una competencia desigual.

Mientras en México la mayor parte de la producción de leche depende en gran medida de los alimentos balanceados a base de granos y oleaginosas, en dichas naciones ese alimento se produce en condiciones de libre pastoreo.

Al respecto, el presidente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche, Álvaro González Muñoz, calificó de “alto riesgo” para el país las negociaciones de este nuevo acuerdo para el sector considerando que se pueden provocar grandes desajustes en el sector agropecuario y poner en riesgo la sobrevivencia de 25 millones de personas.

Esto no quiere decir que se pretenda entorpecer este acuerdo comercial, pero si que se quede al margen de las negociaciones y evitar que sea una vez más como en el TLCAN utilizado como moneda de cambio. Lo único que se quiere es que la nueva legislatura dicte leyes de emergencia que brinden protección a consumidores y productores sin embargo esta petición se ha negado en los últimos 15 años.

Hay una gran irresponsabilidad  de las autoridades sanitarias y de Economía, por legalizar la adulteración, mediante la creación de normas oficiales dictadas por unos cuantos que controlan el mercado nacional, en detrimento de los consumidores, que han sido sometidos desde hace tiempo a consumir productos que parecen ser genuinos. Por otro lado, poco a poco están acabando con la actividad lechera.

Los pequeños y medianos productores consideramos que el TPP es inconveniente, porque de alrededor de 150 mil productores, la mayoría con 40 hasta 50 vacas, no aguantaremos las crecientes importaciones de leche y sus derivados a precios de especulación por debajo de su costo,  producir una tonelada de leche en polvo oscila los 3500 dólares y en el mercado se oferta en 1700 dólares. El precio de la apertura comercial le ha costado muy cara a México, han desaparecido 640 mil unidades de producción (productores con su establo). Los consumidores todos los días la pagan más cara y con menos nutrientes. Lo que provocará la quiebra de 147 mil establos y condenará a 120 millones de mexicanos a consumir importaciones de dudosa calidad.

Lo que ahora ocurre en el mercado nacional, apuntó González Muñoz en entrevista, es que hay una inequidad en la distribución de los recursos que deberían ser compartidos entre los eslabones de la cadena de acuerdo al esfuerzo que cada uno hace. “Lo podemos constatar”, afirmó. Esta concentración nos indica que, en no más de 10 grandes empresas lecheras en nuestro país, controlan el 85 por ciento de la producción nacional y deciden el volumen y precio de compra en función de las importaciones tanto para el productor como para el consumidor.

comparó los costos de producción en Nueva Zelanda, principalmente, país que está diseñado en esta rama alimenticia para exportar el 80 por ciento de su leche, los  costos le resultan bajos, de 22 a 25 centavos de dólar el litro, contra 35 a 38 centavos de dólar que cuesta producir cada litro en México. “Hay mucha diferencia”, puntualizó González Muñoz.

Si a estas condiciones sumamos una apertura comercial con estos países, de entrada hay que reconocer que son unos titanes en la comercialización de leche en polvo y además nos llevan mucha ventaja en el uso de adulterantes. “Simplemente estaríamos expuestos, prácticamente, a sufrir los efectos de una muerte anunciada”.

Expresó que es “Urgente” se emita una ley que prohíba la rehidratación de la leche en polvo y sueros, dicho de otra forma si esta en polvo se venda en polvo.  “Que se actué con visión nacionalista; que se entienda que este país necesita la generación de riqueza y la única forma, es acabar con la pobreza.