Published On: Sáb, Jul 18th, 2015

Inauguran la decimosegunda Feria Internacional del Libro de Guatemala con México como Invitado de Honor

Inauguran la 2

Con una delegación integrada por más de una veintena de escritores, creadores y especialistas en fomento de la lectura, y la consigna de estrechar los vínculos culturales con el pueblo guatemalteco, México marcó el inicio de su participación como País Invitado de Honor de la Feria Internacional del Libro en Guatemala en la inauguración realizada la noche de este jueves.

En la ceremonia, efectuada en el Parque de la Industria, sede del festejo librero, Ricardo Cayuela Gally, titular de la Dirección General de Publicaciones (DGP) del Conaculta destacó que desde el inicio de la presente administración se tiene como objetivo institucional “volver la mirada hacia Centroamérica, abrazar a los países hermanos y, a través de la cultura, reestablecer el diálogo que muchas veces no ha sido lo fluido que debería”.

El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes participa en el encuentro coordinando la delegación mexicana y su presencia responde a los lineamientos del presidente del organismo, Rafael Tovar y de Teresa, de aumentar la presencia de México en el mundo a través de su arte y su cultura.

En la mesa, presidida por Mabel Gómez Oliver, Embajadora de México en Guatemala, Luis Guillermo Bernal, presidente de la Gremial de Editores de Guatemala, Boris Faingola, presidente del Grupo Iberoamericano de Editores, José Ignacio Echeverría, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana y David Unger, Premio Nacional de Literatura de Guatemala, Ricardo Cayuela recordó que históricamente México ha sido el país del asilo latinoamericano.

 “En México han encontrado un lugar, un espacio para crecer los exiliados sudamericanos de las dictaduras de los años setenta, los exiliados colombianos y muy particularmente centroamericanos y guatemaltecos. En México vivieron y trabajaron Luis Cardoza y Aragón, Augusto Monterroso, Alaíde Foppa, el pintor Carlos Mérida, y tantos otros, incluso el Premio Nobel Miguel Ángel Asturias tuvo una etapa de exilio mexicano”, señaló.

El titular de la Dirección General de Publicaciones del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes aseguró que esa es una tradición que honra a México, que lo vuelve más fuerte como país, más seguro de sí mismo, y es lo que ha moldeado su cultura cosmopolita.

Calificó a la delegación mexicana que acude a la Filgua 2015 como de altísimo nivel, pues se tomó la invitación hecha por Guatemala con la misma seriedad, entereza, fuerza e interés con que se han tomado los grandes compromisos internacionales de México en el resto del mundo.

 “Destacaría que es una delegación plural, en términos de género, hombres y mujeres; en términos de idiosincrasias; de tendencias políticas; de géneros literarios; de voces consagradas; de nuevos valores, y quien se acerque de Guatemala a las actividades de México podrá tener un panorama general de lo mejor de la cultura contemporánea.”

Ricardo Cayuela Gally agregó que, junto con la Gremial de Editores de Guatemala, organizadora de la FILGUA, se decidió que en los diálogos que forman parte de la presencia mexicana hubiera siempre un representante guatemalteco. “No se trata de que los mexicanos vengan a dar lecciones de cultura a los guatemaltecos, estaría fuera de lugar y equivocado, sino de establecer un diálogo de igualdad y de hermandad, libre, plural, sin miedo a tocar los temas más espinosos porque justamente para eso sirve la cultura, para discutir desde la diversidad, desde la pluralidad de puntos de vista, desde la oposición muchas veces”.

La Embajadora Mabel Gómez Oliver subrayó la trascendencia de los tres pilares en los que México basa su participación;  el primero, el fomento a la lectura entre niños y jóvenes; el segundo, el diálogo entre mujeres escritoras y en tercer lugar; el encuentro entre autores indígenas. “En este sentido, esta feria literaria acerca a los mexicanos y guatemaltecos en un diálogo alrededor de las letras, que acerca a nuestras sociedades en la diversidad de sus expresiones”.

Tras la inauguración de la decimosegunda edición de la Feria Internacional del Libro de Guatemala, se llevó a cabo la apertura del Pabellón de México que, con una extensión de 144 metros cuadrados, presenta una oferta de alrededor de 2 mil volúmenes de los más diversos temas.