Published On: Mié, Dic 4th, 2019

IMSS impulsa con NUTRIMSS una alimentación saludable para mejorar la salud

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) refuerza y promueve, a través del programa NUTRIMSS, a la población derechohabiente una alimentación saludable, reducir los índices de obesidad y las enfermedades crónico degenerativas.

La nutrióloga de la Unidad de Medicina Familiar  (UMF) No. 6 María Juana Jiménez Pérez,  informó que NutrIMSS es una estrategia de orientación y capacitación para que el paciente tenga una mayor conciencia sobre  su alimentación.

Expresó que este procedimiento lo realiza el área de nutrición, y se lleva a cabo en las  UMF No. 1, 2, 6, 9, 22, 55 y 57,  de la Delegación Puebla, con el fin de prevenir o tratar a pacientes con enfermedades crónico degenerativas, como diabetes, hipertensión, dislipidemia, así como el seguimiento a mujeres embarazadas.

El programa tiene como objetivo promover hábitos saludables, a través sesiones educativas, y talleres, que se centran en tres pilares fundamentales: alimentación correcta, consumo de agua simple potable y actividad física.

Se da un plan de alimentación,  de acuerdo a la situación de cada paciente. Una de las técnicas más utilizadas,  y con mejor entendimiento  es la técnica de la mano, ya que es muy fácil, acompañado  de estudios de laboratorio y consulta.

Los talleres consisten en sesiones grupales, donde se genera  una lluvia de ideas; el siguiente paso es una consulta personalizada, basada en  los resultados de los estudios de laboratorio, para iniciar un plan de nutrición, explicó la especialista.

Con  capacitación el paciente aprende a conocer su peso ideal, de acuerdo a su índice de masa corporal. Posteriormente, se le instruye para que realice una dieta saludable con imágenes y gráficos visuales, para un mejor entendimiento, y por último se les informa de alguna actividad física que pueden realizar sin riesgo alguno.

Se explica la importancia del Plato del Buen Comer, sobre cómo pueden balancear su alimentación diaria, puede identificarlo por colores. Se clasifica en tres:  el primero es el color verde,  asignado a frutas y verduras, alimentos que pueden consumir con más frecuencia, tres raciones de fruta.

El segundo, color amarillo, corresponde a los cereales, en mujeres se sugiere de cinco a seis raciones por día, y en hombres de siete a ocho por día. El tercero es el color rojo, perteneciente  a las leguminosas, se recomienda  una porción por día, y tres porciones de origen animal. En cuanto a las carnes rojas, enlatadas o embutidos, a no deben consumirse más de dos porciones por día.