Ideología, Política y Sociedad

.

.

SOMBRIO PANORAMA ALIMENTARIO PARA EL 2012.

Ya  a mediados de octubre habíamos escrito que: “De la  guerra, la muerte, la peste y el hambre, este último, el hambre  es el peor de los cuatro jinetes del Apocalipsis,   y que mientras en Guadalajara se celebra el  circo del gobierno, con una escuálida cosecha de medallas,  en el resto del país  la gente se esta muriendo de hambre.

Dr. Jacques Diouf, Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)

Dr. Jacques Diouf, Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)

Un ejemplo es lo que ocurre en Durango donde a  consecuencia  de una terrible sequia  que ataca a  Durango desde hace más de un año, cien mil duranguenses  literalmente se están muriendo de hambre”.

“Hay regiones donde hay una extrema escases de alimentos, sobre todo en las 169 comunidades rurales del semi desierto, como la zona indígena, de los Llanos y la Poanas.

Pero mientras Felipe Calderón anda de guía de  turistas”. Pero el 27 de octubre aclaramos que nos habíamos equivocado, porque no están en  riesgo solamente unos cien mil duranguenses por el espectro del hambre  sino la mitad norte del país.

Y es que   como la  temporada de estiaje presente en el país desde Octubre del 2010, hasta el mes de Abril del 2011, se torno preocupante, al presentarse desde el mes de abril, precipitaciones menores al 50 % de lo que en forma normal se esperaba, ha sido declarada en prácticamente la mitad norte del País, una condición de Sequía extrema, en los Estados de Chihuahua, Durango, Sonora, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, mientras en Zacatecas y San Luis Potosí se declara una condición de sequía severa, de acuerdo al estudio elaborado por el ingeniero  Rafael Armando Giner, el doctor  Luis Carlos Fierro, y el maestro en ciencias  Luis Fernando Negrete de la Comisión Nacional de las Zonas Áridas (CONAZA),  quienes  explican los efectos de la sequía sobre las tierras de pastoreo y la actividad ganadera y manifiestan que:  “Ante la reducida temporada y escasa presencia de lluvias en gran parte del Territorio Nacional, principalmente en los Estados del Norte, los efectos de la falta de agua de lluvia seguirán siendo mayormente visibles al mismo tiempo que la época de sequía continúe con su curso normal.

Por un lado, la escasa cantidad de agua almacenada en las diversas obras hidráulicas de los predios ganaderos, así como los elevados y normales índices de evaporación y transpiración, tendrán un efecto negativo en esta actividad económica. La falta de agua para abrevadero afectará directamente la pérdida de peso corporal, lo que indudablemente se reflejará disminuyendo los principales parámetros productivos y reproductivos del ganado, independientemente de la disponibilidad de forraje que exista en las tierras de pastoreo.

Desde el punto de vista forrajero, la escasez de agua de lluvia además de disminuir el rendimiento de las plantas nativas o cultivadas y que esto se refleje en una drástica reducción de la capacidad de carga animal de los predios, afectará también el nivel nutricional de ganado, ya que ante el estrés hídrico las plantas, por el simple motivo de perpetuación de la especie o de permanencia en el sitio, acelerarán su metabolismo normal pasando en menor tiempo del estado de crecimiento al estado reproductivo o de formación de semilla, con lo que su contenido nutricional se verá disminuido tanto en cantidad como en la calidad de sus nutrientes, lo que provocará que el ganado no llegue ni siquiera a cubrir sus requerimientos de mantenimiento (materia seca), mucho menos para cubrir los requerimientos nutricionales y continuar con algún función productiva y/o reproductiva”.

INFORME PERPECTIVAS ALIMENTARIAS DE LA FAO.

Pues bien ante este panorama desolador, el fin de semana la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) dio a conocer el informe Perspectivas alimentarias;  el cual revela que México ya esta entre los tres países que más redujeron su producción de granos básicos este año.

Se revelo que México en el año  2010 obtuvo una producción agrícola de  granos básicos de 31.1 millones de toneladas y  que este año serán de solo 28.5 millones, una reducción de 8.5 por ciento en 12 meses, según el organismo mundial.

Que esto coloca a México, entre los 3 países que más bajaron la producción de granos y que solo superan esa disminución productiva, Sudáfrica  y Etiopía.

Sudáfrica, cuya producción de granos bajó 15.8 por ciento, paso  de 13.9 millones a 11.7 millones de toneladas, y Etiopía, que bajo un 11.3 por ciento pues de 14.2 millones de toneladas que produjo en 2010, este año 2011,  solo obtendrá 12.6 millones,  además  la FAO informo que nuestro país ya es el principal comprador o  importador de maíz, y frijol en el continente americano.

Y lo más preocupante es que en sus Perspectivas alimentarias, la FAO nos previene que “los precios de los alimentos permanecerán extremadamente volátiles en el mundo, evolucionando al unísono con los inestables mercados financieros y de valores, las fluctuaciones en los tipos de cambio y la incertidumbre en los mercados energéticos”.

Por ello el año 2012 será nefasto para los mexicanos en materia de consumo de maíz  y frijol,  los cuales  tendrán un elevado precio, y habrá hambre en muchas regiones del país, por la mala planeación en materia de explotación agrícola, por culpa del nefasto gobierno panista de Felipe Calderón. Digan lo que digan sus defensores.

Así que están en peligro  de sufrir hambre varios millones de mexicanos, y  mientras medio país se va a morir de hambre,   Felipe Calderón anda de “guía de  turistas”.

Lo mas grave es que el peor  de los jinetes  del apocalipsis,  es la guerra por la comida.

Displaying 1 Comments
Have Your Say
  1. alejandra dice:

    Lo que pasa en la actualidad es fruto de la escasa cultura y/o polítcas ambientales en nuestro país en el pasado….y aún presente

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.