Published On: Jue, Abr 3rd, 2014

Humor, política y el arte de hacer monos

conferencia caricaturista (2)Sin sentido del humor este país es absolutamente incomprensible, manifestó Patricio Ortiz, monero ganador del Premio Nacional de Periodismo 2011 en la categoría de caricatura, durante la conferencia magistral Humor y Política que impartió ante estudiantes de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la BUAP.

El humor, definió, es el séptimo sentido, “un intento de adaptación para sobrevivir a la tragicomedia nacional de pobreza, violencia y migración. El humor es, en palabras de Boris Vian, ‘la cara civilizada de la desesperación’”.

En la primera parte de la conferencia, se proyectaron caricaturas que plasman la realidad nacional de modo humorístico, entre ellas “El Vicentenario” que critica a un grupo de estudiantes de la “hescuela puvlica”, quienes consideraban a Cuauhtémoc el emperador en turno durante la conquista de México. “Éste país no tiene remedio”, señala el profesor de la ‘hescuela’ “pero por lo menos somos felices ¡Nos vamos al mundial!”.

Sin hacer a un lado su sentido crítico y buen humor, Ortiz dio definiciones de una serie de diccionarios ilustrados de “El Chamuco”, revista en la cual colabora:

“Spots: material de anuncios que tienen por objetivo que la ficción supere la realidad hasta que pasen los próximos comicios; gendarmería: cuerpo policiaco que no ha sido corrompido por el crimen organizado básicamente porque todavía no existe; modernizar: acción de transformar algo viejo y obsoleto de una propiedad pública a propiedad privada de amigos, compadres y socios; telepronter; miembro del gabinete encargado de los discursos, decretos y reflexiones presidenciales”.

La política es la misma en todos lados, según el humorista, y los caricaturistas hacen evidente las mentiras a través de su trabajo, convirtiéndose en la herramienta sínica que desenmascara la simulación política y su solemnidad fingida.

Patricio Ortiz consideró que pese a que no se puede aprender a ser graciosos, los caricaturistas se ven en la necesidad de seguir ciertas pautas, entre ellas ser objetivos sin importar el personaje y su inclinación política y evitar el encabronamiento ya que difícilmente da como resultado comprensión y critica.

Para finalizar remarcó la importancia de detectar la relevancia del tema que se trata con humor para que no sea un simple chiste y utilizar las redes sociales como alternativa a la cerrazón de los medios de comunicación, especialmente los medios visuales, como la televisión.