Published On: Sáb, May 28th, 2011

Huichipirichi, para tener una conciencia ecológica: Patricia Estay

Concebido para el público infantil, Huichipirichi es un espectáculo coreográfico montado por la Compañía de Danza Contemporánea (CODACO), del Complejo Cultural de la Benemérita universidad Autónoma de Puebla (BUAP), y que trata el deterioro ambiental como un acercamiento en el conocimiento de esta problemática.

En Huichipirichi, que se representará el próximo cuatro de junio, a las 12:00 horas, en el auditorio del CC BUA-, el público infantil tendrá la posibilidad de ver e interactuar en una obra coreográfica que lo encauza hacia una actitud de salud ecológica, comenta la directora de la CODACO, Patricia Estay Reino.

“La danza como arte escénico juega un rol esencial en la estructura de la obra debido a su carácter visual y al empleo de mecanismos coreográficos y escénicos que provocan que el espectador enlace el sentido de la obra (conciencia ambiental) con su experiencia en el mundo cotidiano”, agrega.

Tortugas, aves, pingüinos, iguanas, leones, changos…todos aquellos seres vivos que sufren riesgos de extinción son personajes de la obra Huichipirichi, ya que el objetivo de esta propuesta es contribuir a una conciencia ambiental, estimular la imaginación de una manera lúdica, y provocar en el público infantil nuevas preguntas e inquietudes que promuevan la reflexión y evaluación sobre nuestra relación con el contexto en el que vivimos.

“Una de mis principales motivaciones para la realización de este proyecto es contribuir a la difusión de una conciencia ambiental y al mismo tiempo acercar a niños y adultos al lenguaje de la danza contemporánea”, señala Estay Reyno, quien considera que “es posible educar a través del arte, y de la danza en particular, pues los sentidos y los cuerpos en movimiento nos ayudan a relacionarnos de manera lúdica con nosotros mismos y con nuestro entorno”.

Huichipirichi está compuesta de varias coreografías. En el caso de las tortugas, es la historia de una tortuga lenta y curiosa que siempre va atrás en su grupo, ésta descubre una bolsa de plástico en la que se enreda y tras una búsqueda la encuentran y la ayudan a salir a respirar.

Sobre las aves, trata de tres comadres-aves que buscan alimento y se encuentran desorientadas por la pérdida de su hábitat, al final una de ella sufre un colapso nervioso y de indigestión por estrés y comer en demasía. En torno al león, éste se presenta como un personaje alegre y carismático, galán egocéntrico, un conquistador que en realidad es más bien torpe, pero que al bailar busca seducir a una cebra y tres hienas para comérselas. El problema es que como no está acostumbrado a cazar a sus presas se le escapan o terminan burlándose de él.

La historia de la coreografía de los changos nos habla de cinco simios: la mamá, la hermana mayor y el hermano y dos changuitas traviesas. La mamá es tradicionalista, no se mueve de su lugar, no quiere ver, escuchar, ni hablar de nada nuevo. Los hermanos son los protectores y las changuitas traviesas son aventureras, curiosas a todo lo nuevo que está afectando a su ambiente, como lo es la basura.

 

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.