Published On: Vie, Oct 25th, 2019

Gran actividad del INAH durante este 2019

Luego de su creación por decreto presidencial, en 1939, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) cumple 80 años de vida. Celebración que este 2019 ha sido marco de sus labores de investigación, conservación, protección y difusión del patrimonio histórico, arqueológico y paleontológico de México, acompañadas por un importante número de actividades conmemorativas que han permitido reflexionar en torno al devenir de esta institución.

         Entre estas actividades destacan las sesiones solemnes que los congresos estatales de Campeche, Ciudad de México, Guanajuato, San Luis Potosí, Sonora y Zacatecas llevaron a cabo para reconocer la valiosa labor del Instituto en pro del patrimonio cultural del país, de su historia y el papel que ha tenido en la definición de la identidad nacional, hoy reconocida en su multiculturalidad en la Constitución Mexicana.

         Adscrito a la Secretaría de Cultura, el Instituto es una de las dependencias con mayor presencia en el territorio nacional. Bajo su custodia están 194 zonas arqueológicas abiertas al público, incluyendo la primera paleontológica en el estado de Coahuila; así como 162 museos metropolitanos, regionales, de sitio, locales, comunitarios y seis de carácter nacional.

         Al mes de septiembre, el INAH registró un universo de 53,728 sitios arqueológicos y alcanzó un catálogo de 118,720 monumentos históricos; además están bajo su protección 60 Zonas de Monumentos Históricos con declaratoria presidencial.

         En su conjunto, se trata de un patrimonio invaluable que es preservado por profesionales, en buena parte formados en los centros de investigación y educación superior del propio Instituto: las escuelas nacionales de Antropología e Historia (ENAH), de Conservación Restauración y Museografía “Manuel del Castillo Negrete” (ENCRyM), la Escuela de Conservación y Restauración de Occidente (ECRO) y la Escuela de Antropología e Historia del Norte de México (EAHNM).

La labor del INAH ha permitido significar nuestro pasado y proyectar la identidad de México como una nación pluricultural. Ello ha quedado plasmado en el libro conmemorativo Instituto Nacional de Antropología e Historia. 80 años, el cual, a través de 15 artículos de reconocidos investigadores, da cuenta de los procesos de desarrollo de las especialidades que abarca la institución.

En este marco de celebración, de enero a septiembre del año en curso, la institución ha llevado a cabo acciones encaminadas a la atención de los monumentos arqueológicos, históricos y bienes muebles que resultaron afectados por los sismos de 2017.

En un esfuerzo sin precedente, el Instituto ha dado continuidad a los trabajos para atender los daños causados por los movimientos telúricos en 11 estados de la República. De los 2,340 bienes afectados, a septiembre del año en curso se han restaurado un total de 990.

         Entre las acciones realizadas destacan la restauración del Convento de San Gabriel en San Pedro Cholula, Puebla; la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción y el Museo Regional de Tlaxcala; el Convento del Santo Desierto, en el Estado de México; el Templo de San Felipe Neri, en Oaxaca; la Parroquia de la Santa Cruz, en Guerrero; el Templo y Ex Convento de San Marcos, en Morelos; el Templo de San Lorenzo, en Zinacantán, Chiapas, y la Zona Arqueológica de Dainzú, en Oaxaca.

Adicionalmente, se conservaron 67,827 bienes muebles e inmuebles por destino, arqueológicos e históricos. Destacan piezas de la Parroquia de San Pedro y San Pablo Apóstoles, en Ecatzingo, Estado de México; bustos, esculturas y piezas etnológicas del Museo Nacional de las Culturas del Mundo; objetos y mobiliario del Museo Nacional de Historia, así como piezas y armas en exhibición del Museo Nacional de las Intervenciones, las esculturas policromadas del Museo Regional de Puebla y pinturas de caballete del Museo Regional de Tlaxcala.

Como parte del mantenimiento al patrimonio cultural que habitualmente lleva a cabo el INAH, se realizaron 3,201 acciones preventivas y correctivas en museos, zonas arqueológicas y monumentos históricos abiertos al público. Destacan las tareas realizadas en las zonas arqueológicas de Cuicuilco, Calakmul y Chichén Itzá, así como en los museos nacionales de Historia y de las Culturas del Mundo.

Sobresale también la reapertura, en el Museo de las Culturas de Oaxaca, de la sala Tumba 7 de Monte Albán. El lugar de los ancestros, reestructurada en su museografía y actualizada en contenidos científicos; el Museo de Sitio de la zona arqueológica El Cerrito, en Querétaro, y la Sala de Paleontología del Museo Regional de Puebla; así como dos zonas arqueológicas: Cerro de las Ventanas, en Zacatecas, y Mixcoac, en la Ciudad de México.

         En materia de protección técnica y legal del patrimonio, el INAH ha efectuado los dictámenes sobre el estado de conservación de inmuebles históricos como el Albarradón de Ecatepec; las supervisiones técnicas para las obras del Museo del Chocolate y del Antiguo Claustro de Jesús María, en la Ciudad de México; así como el proyecto de equipamiento ligado al Tren Maya, particularmente de las zonas arqueológicas de Palenque y Chichén Itzá.

         En lo relativo al quehacer de investigación, de enero a septiembre se autorizaron 835 proyectos de investigación. Entre ellos sobresalen el Programa de Etnografía de las Regiones Indígenas de México en el Nuevo Milenio. Proyecto Regional Chihuahua, Sonora y Sinaloa; el Proyecto Arqueológico Cobá y el Inventario y diagnóstico del patrimonio arqueológico e histórico sumergido en la Reserva de la Biosfera de Banco Chinchorro.

         Se llevaron a cabo 1,852 encuentros académicos, entre conferencias, coloquios, mesas de discusión y congresos. Algunos de ellos fueron: Tercer Coloquio Internacional de Historia, Arquitectura, Escultura, Urbanismo y Costumbres Funerarias; Coloquio a 180 años de la Fotografía en México; el XIII Diplomado Historia del Siglo XX mexicano; así como diversas reflexiones en torno a los 500 años del desembarco de Hernán Cortés en costas mexicanas, y programas con motivo del Año Internacional de las Lenguas Indígenas, entre ellos, el Primer Diplomado Diversidad y Políticas Lingüísticas en México.

         El INAH cuenta con 871 investigadores, de los cuales 202 están inscritos en el Sistema Nacional de Investigadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

         En lo referente a la difusión del patrimonio cultural, el INAH autorizó 255 proyectos, destacan el XX Encuentro Nacional de Fototecas, en Pachuca, Hidalgo, y la XXX Feria Internacional del Libro de Antropología e Historia, que convocó a cerca de 45 mil personas. Con motivo del Centenario luctuoso de Emiliano Zapata, se pusieron en línea las voces de los últimos zapatistas, condensadas en 157 entrevistas de historia oral.

         Se presentaron 306 exposiciones, entre ellas: Golfo. Mosaico ancestral, en el Museo Nacional de Antropología; México en el Patrimonio Mundial, con la que el Museo Regional de Sonora reabrió sus puertas; Mamut. El gigante de la prehistoria, en el Museo Arqueológico de Mazatlán; Emiliano Zapata a cien años de su muerte, en la Galería de Historia; Persistencia de la memoria, 25 años de la Fototeca del INAH en Chihuahua, en el Centro INAH Chihuahua; y Mensajes divinos, manos que los revelan, en el Ex Convento de San Nicolás Tolentino, en Actopan, Hidalgo.

         Además, Rebozo, prenda mestiza de México, en el Museo de El Carmen; Códice Maya de México, en el Museo de Guadalupe, en Zacatecas, y Memoria de milagros. Exvotos mexicanos. Patrimonio recuperado, en el Museo Nacional de las Culturas del Mundo, que presenta 594 exvotos repatriados este año desde Italia, gracias a la aplicación de los tratados internacionales y acuerdos suscritos por México para recuperar el patrimonio mexicano que ha salido de manera ilegal del territorio nacional.

En materia editorial se publicaron 82 libros con un tiraje de 34,100 ejemplares, destacan: Del hecho al dicho: Martín Garatuza y el manejo de la historia en la novela de Vicente Riva Palacio; Belleza y virtud. Coleccionismo inglés de arte clásico, Siglo XVIII; La producción de bienes de prestigio en concha, de Tula, Hidalgo; Desarrollo regional en la Sierra Norte de Puebla durante la época prehispánica, y Un acercamiento a las placas conmemorativas y a los escudos de los siglos XVI a XIX en la Ciudad de México.

         En los tres primeros trimestres de 2019, el INAH ha brindado 18,515 visitas guiadas y ha llevado a cabo, en sus diferentes recintos 1,938 eventos culturales y educativos como talleres, conciertos, presentaciones editoriales y artísticas, ciclos de cine, noches de museos, entre otros.

         En este mismo periodo, el INAH recibió 20 millones 454 mil 469 personas en sus espacios culturales, de los cuales 8 millones 313 mil 312 corresponden a visitantes a museos, y 12 millones 141 mil 157 a zonas arqueológicas. Los museos más visitados en este lapso fueron: Museo Nacional de Antropología (2’183,923), Museo Nacional de Historia (2,104,931) y Museo del Templo Mayor (625,684). En tanto las zonas más visitadas fueron Teotihuacan (2,602,643), Chichén Itzá (1,773,224) y Tulum (1,599,301).

Las acciones llevadas a cabo en los primeros tres trimestres de 2019 dan cuenta de una parte de la cotidiana labor institucional, un quehacer multidisciplinario que, con la suma de las vocaciones y experiencia de sus trabajadores, hacen posible que el INAH fortalezca su impacto social y celebre, orgullosa, sus primeros 80 años de existencia.