Published On: Jue, Abr 10th, 2014

Estudiante de la BUAP investiga aplicación de telarañas para fines textiles

ESTUDIANTE DE LAAmado Miguel González Sánchez, alumno del noveno cuatrimestre de la carrera de Ingeniería Textil de la Facultad de Ingeniería de la BUAP, desarrolla un proyecto de tesis para aprovechar las propiedades de las telarañas en aplicaciones textiles, específicamente en la fabricación de chalecos antibalas.

Este material, producido naturalmente, es similar al del gusano de seda, pero es más ligero, flexible y probablemente con mayor resistencia, por lo que sería ideal para fabricar chalecos antibalas. La idea es innovar y desarrollar nuevas ideas, afirmó el estudiante.

“Es una investigación que puede revolucionar, porque cuál es el fin de tener buenas ideas sino se aplican. En este caso, igualmente se rompería con el tabú de que las arañas son dañinas y no verlas como simples insectos, sino que también aportan y podemos sacar provecho”, señaló González Sánchez.

El alumno comentó que los filamentos de las telarañas ya son utilizados en países como España y Argentina, donde se sintetiza la proteína para crear fibras que suturan heridas; mientras en Japón se emplearon millón y medio de arañas para elaborar un vestido; incluso por su alta resistencia se piensa usar dicho material en la construcción.

El proyecto está en etapa de investigación, por lo que González Sánchez analiza el tipo de araña ideal para la propuesta de su tesis, ya que, aunque todas producen seda, las telarañas no tienen las mismas características. El alumno considera trabajar con las viudas negras, mejor conocidas en México como ‘capulinas’, porque es una araña que radica en varias partes del país, siendo más fácil de conseguir.

Después de seleccionar las especies adecuadas, éstas se cuidarán y estudiarán para su reproducción; una vez recolectada una gran cantidad de telarañas, estas se pasarán al proceso textil para elaborar la fibra y posteriormente se le harán pruebas de resistencia y tenacidad en el laboratorio.

En un inicio el costo de los chalecos antibalas sería mayor a los comerciales, porque están en etapa de investigación, pero los beneficios serían superiores ya que se acabaría con la utilización de materia prima sintética, la cual en su elaboración daña el medio ambiente.

José Ángel Juárez Torres, coordinador del Colegio de Ingeniería Textil, indicó que otra característica de la investigación es que la producción de fibras por medio de telarañas se plantea como una materia prima natural al cien por ciento, sin embargo por su formación como ingeniero textil Amado Miguel González Sánchez puede combinar las fibras, ya sean naturales o sintéticas para tener un resultado más rápido.

En la investigación también participan José Ángel Juárez Torres y Virginia Martínez Hernández, académicos del Colegio de Ingeniería Textil, así como José Lino Zumaquero, investigador de la Escuela de Biología, quien asesora al estudiante en la selección de las arañas.