Published On: Mié, Dic 9th, 2020

Especialista aconseja sobre el manejo emocional frente a la pandemia

La pandemia ha significado una amenaza para todos, experimentar diversas emociones es normal, sin embargo, hay señales que pueden demostrar que el bienestar emocional está en peligro, señaló la Mtra. Claudia Isabel Ramos Rivera, Coordinadora de la Clínica de Psicología de la Universidad Anáhuac Puebla. Ante situaciones extremas el organismo activa las emociones como forma de protección, las cuales, tienen una función importante para la supervivencia; el cerebro está hecho para reaccionar ante la percepción de un peligro o amenaza.

El grado de intensidad o la afectación que tienen en el funcionamiento diario de cada individuo será el mayor indicador para determinar si el bienestar emocional está el peligro. Entre las principales emociones que pueden presentarse está la hipotimia, estado de ánimo decaído y poca energía para realizar actividades. Ansiedad que puede provocar desde insomnio hasta contracturas musculares o síntomas digestivos. Irritabilidad y dificultades de concentración. Aplanamiento por la disminución de sentir placer en actividades que antes se disfrutaban. Y enfado, reaccionando de manera exagerada ante situaciones normales.

Ante esto, existen diferentes técnicas de ayuda, entre las que se encuentran: identificar el pensamiento negativo y decirle alto, acompañarlo con un aplauso para cortarlo o dirigir la atención a otra cosa, contar con múltiplos de tres, nombrar cosas alrededor o cantar una canción. Otra estrategia es la respiración controlada y profunda, inhalar y exhalar de manera pausada en cuatro tiempos. También, mantener un orden y planear las actividades diarias, así como, disfrutar de juegos de mesa, cocinar, hacer ejercicio o leer.

Lo más importante es ser conscientes de la situación actual que se vive y acudir a profesionales; en la Universidad Anáhuac Puebla, contamos con una Clínica de Psicología que ofrece consultas a distancia, atendiendo bajo diferentes programas a la comunidad Anáhuac y al público externo.