Published On: Vie, Jul 22nd, 2011

En Pocas Palabras

.

.

Las duras críticas que se han vertido en contra del presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, el diputado federal, Juan Carlos Lastiri Quirós, ha prendido los focos rojos en el CEN priísta, tanto, que se sabe, han tenido reuniones para analizar la situación pues estiman que le está costando mucho al partido ante la opinión pública, pero sobre todo ante la militancia por la pasividad y la nula respuesta a los cuestionamientos hechos al propio Lastiri Quirós.

La reforma electoral, los ataques contra el marinismo y su actuación al frente de la Secretaría de Desarrollo Social estatal durante los últimos 4 meses del gobierno de Mario Marín –donde fueron despedidos alrededor de 400 trabajadores, según se supo porque no había 11 millones de pesos  que se requerían para el pago de la nómina- la indefinición para decidirse con qué candidato ir en la campaña de 2012, el despido de trabajadores del propio PRI, -algunos presentaron demandas ante las autoridades laborales-, el tratar de convertirse en el coordinador de la diputación federal para ser el interlocutor con el gobernante poblano para los presupuestos del año próximo -lo que ha originado malestar y mayor división entre sus pares-, son algunos de los asuntos que están siendo manejados con actitud temerosa porque, también se sabe, está siendo investigado por eso del manejo de los recursos públicos. A pesar de todos estos asuntos en los que se involucra al legislador, este no pierde su intensión de querer alcanzar la candidatura para obtener un escaño en el Senado.

Por todo ello, nos llegaron comentarios de que en el CEN se han levantado voces en el sentido de que es necesario actuar con urgencia para que este instituto político no se deteriore más tanto hacia el interior como al exterior, por lo que pronto se podrían hacer movimientos en la dirigencia estatal para poder trabajar rumbo al 2012.

Ya que estamos con asuntos de legisladores federales, el diputado Jorge Juraidini Rumilla, nos comentó que en días pasados se publicó que sería dado de baja de la Comisión de Energía de la cual es miembro, y por ello hace unas precisiones. En primer lugar no puede ser dado de baja por faltista, porque el coordinador de la bancada priista Francisco Rojas, justificó a través de un oficio la ausencia  de él y de todos los miembros del PRI, dado que existía ilegalidad en la convocatoria, al no ser llamados con 36 horas de antelación como lo establece el reglamento, y menos, 4 veces a la semana y dos veces en un solo día. La intención del presidente de la Comisión de energía,  el panista Felipe de Jesús, era condenar el conflicto del Sindicato Mexicano de Electricistas a como dé lugar para exhibirlos con un acuerdo de dicha comisión y como no fue posible que el PRI estuviera de acuerdo, simplemente amenazó a los priistas con darlos de baja de la comisión, lo que estatutariamente no es posible.

Con tal de golpear al PRI, y a Juraidini, que tiene futuro, la intención, por lo menos aquí en Puebla fue golpearlo sin razón ni motivo alguno. Y eso que la guerra apenas empieza.

 

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.