Published On: Mar, Abr 26th, 2011

En pocas palabras

Ayer en este espacio comentamos de cómo se actúa con personal de la Comuna cuando de darles las gracias se trata y aquí un caso concreto:

 Resulta que al Departamento de Infracciones de la Dirección de Ingresos de la Tesorería Municipal, llegó como encargada la ciudadana María Luisa Angelina de Ita Zafra, quien según nos comentan, también funge como Jefa del Departamento de Control de Recaudación, y como primera medida autorizó el ingreso en la nómina del Departamento de Infracciones a Ramón Rojas De Luna, hijo del Subcontralor de Desarrollo Administrativo, Seguimiento y Control de la Contraloría Municipal, C.P. Ramón Rojas Jaramillo.

 Nos exponen que el señor Rojas de Luna, se hace cargo del Departamento en tanto su jefa atiende asuntos del otro departamento a su cargo, ubicado en Reforma 105. Cuestionan nuestros informantes ¿Esto no se llama nepotismo?, además de favorecer actividades irregulares del Manual de Procedimientos.

 Pues bien, la CP de Ita Zafra, también solicitó la renuncia de 5 funcionarios del Departamento de Infracciones sin previo aviso, presentándoles su renuncia redactada por ellos, sin dar oportunidad de réplica. Uno de los afectados se entrevistó en busca de reubicación, pero la respuesta fue que eso era imposible, porque aún cuando no había firmado su renuncia, ya estaba dado de baja y además no le darían finiquito por solo haber laborado 4 meses del año.

 Aquí viene algo interesante. Cuando acudieron a las instalaciones del Departamento de Infracciones, llegó acompañada de los sustitutos y –ya se sabe como son los comunicativos- empezó a circular la versión que quienes «se fueron» recibían salarios de entre 5 y 6 mil pesotes al mes y que el sueldo de los nuevos llegaría a unos 12 mil pesitos y unos más, si laboraban horas extras. ¿Serán ciertas esas versiones? ¿Lo sabrá el alcalde Eduardo Rivera Pérez?

 Afirman que el trato hacía el personal es despótico, siempre manifestando la cercanía con el Tesorero Municipal.

 Nos dicen un poco más: De acuerdo al Manual de Procedimientos del Departamento de Infracciones, las garantías dejadas por los ciudadanos (placas, licencias y/o tarjetas de circulación) deberán ser llevadas por los distintos sectores de Tránsito Municipal a la oficina ubicada en Boulevard San Felipe 2600 (Rancho Colorado), para después ser trasladadas por personal del Departamento de Caja General de la Tesorería a la oficina ubicada en la 25 poniente esquina con la privada de la 21 B sur, pero se alteró esta norma, ya que se dio la orden de que los sectores de tránsito entregarán dichas garantías directamente en la oficina de la 25 poniente. Esto podría ser causa de observación por parte de la Contraloría, y preguntan nuevamente si esto sucederá tomando en cuenta que ahí trabaja el hijo de un Subcontralor.

 No estamos señalando a nadie y menos presuponiendo algún acto ilegal de quienes llegan a esos puestos, únicamente preguntamos, si lo expuesto por nuestros informantes está o no contra las normas. Aquí lo dejamos.

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.