Published On: Mié, Dic 7th, 2011

En la Puebla Colonial había venta de esclavos y mestizaje

En la Puebla colonial se realizaba la venta de esclavos negros y se desarrolló el mestizaje de manera importante, comentó el doctor en Antropología Física, Zaid Lagunas Rodríguez, investigador del Centro Regional Puebla del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Durante su conferencia “Reflexión acerca de la investigación antropofísica en Puebla”, en el salón de Candiles del Edificio Carolino, el experto detalló los descubrimientos que a través de los años se han realizado sobre la población prehispánica, la colonial y la actual, sobre todo en el Valle de Puebla y la Sierra Norte.

Recordó que a raíz de las epidemias que se desarrollaron con la llegada de los españoles y las condiciones laborales a que era sujeta la población indígena, ésta  sufrió una merma considerable y con ello la mano de obra escaseó, lo que motivó la importación de esclavos africanos y su venta también en Puebla.

De acuerdo al estudio que plasmó en el libro “Población, migración y mestizaje en México: época prehispánica-época actual”, Lagunas Rodríguez, encontró que los esclavos negros no sólo hacían trabajos menores, sino que también fueron capataces en las minas y las condiciones que había en éstas provocaban su muerte.

Esto obligó a utilizar nuevamente la mano de obra indígena que era traída de lugares lejanos. Un esclavo costaba hasta 300 pesos y a un indígena sólo bastaba pedirlo. De esta forma las catedrales de México y Puebla,  así como una gran cantidad de iglesias fueron construidas con mano de obra indígena.

Durante el primer Congreso Internacional de Estudios Antropológicos sobre Puebla, el investigador del INAH indicó que el mestizaje se dio sobre todo a través de la mujer, no sólo entre el español y la indígena, sino también entre el español y la esclava negra principalmente en el valle de Puebla, Izúcar de Matamoros y Atlixco.

La Antropología Física estudia a la población humana en su devenir histórico, desde su surgimiento a la época actual, para entender el proceso de evolución, utilizando diversas herramientas como la genética.

De acuerdo a un estudio comparativo de la población prehispánica de Cholula, la Sierra Norte y la indígena actual, determinó que las condiciones de vida no han variado y que la falta de una alimentación adecuada es causa de la talla pequeña.

Por otra parte habló del análisis paleontológico en restos encontrados en la zona de Cholula, donde se detectó deformación intencional en cráneos, sobre todo de niños pequeños, los cuales revelan una práctica cultural muy antigua que estaba a cargo de las mujeres.

Esto, aclaró, de ninguna manera afectaba la capacidad mental de las personas, ya que el cerebro conforme crece se va amoldando al espacio que tiene. Lo que si llegaba a modificar era la cavidad ocular, lo que podría provocar estrabismo y la muestra está en algunas pinturas mayas encontradas, mencionó.

                “Las causas que motivaban esta deformación craneal, según se especula, porque no hay datos fehacientes sobre ello, es que era una costumbre derivada de cuestiones míticas religiosas relacionadas con el tótem o el animal tutelar que daba origen a un clan o  grupo humano, que trataba de imitar estas características”, abundó el doctor Laguna Rodríguez.

                Otra práctica fue la mutilación dentaria donde se hacían incisiones circulares sobre todo en los colmillos o dientes de enfrente, práctica que no sólo se encontró en la zona de Cholula, sino también en Teotihuacán, en la que según el investigador Javier Romero, se trataba de imitar la forma de dientes de los felinos, entre ellos el coyote.

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.