En el principio era el caos

*La tierra era un caos total, la tierra no tenía forma, ni había en ella nada que tuviera vida, las tinieblas cubrían el abismo, reinaba el caos y no había nada en ella. El abismo estaba sumido en la oscuridad. Las aguas estaban cubiertas por una gran oscuridad, pero sobre la superficie del agua se movía el espíritu de Dios”    Génesis 1:2 – Biblia Nueva Versión Internacional

El presidente Andrés Manuel López Obrador, claramente les advirtió de que si no lo obedecen, si se rebelan ante sus designios,  el va a  abandonar su partido MORENA y los va a dejar huérfanos.

Es lugar común que el partido político del Movimiento de Regeneración Nacional, o MORENA está en caos, no solo porque sus estatutos están mal diseñados, y mal aplicados, por lo que hay enormes vacíos  legales, sino porque no tiene  una ideología sólida, una filosofía integrada, unos principios políticos justos y equitativos, y un planteamiento atinado del nuevo humanismo que necesita nuestra nación,  y en este escenario Fernando Manzanilla está llamado a ser el ideólogo que le de identidad y un nuevo humanismo al exangüe partido  impulsado por MORENA.

Aunque AMLO quizá este impulsado por buena voluntad y buenas intenciones no tiene una ideología ni una filosofía, ni un humanismo bien sustentado y además  estos elementos deben estar plasmados en documentos que puedan ser guías de todo el  Morenismo en el país, en los próximos años.

En este escenario nacional en que el Partido Político impulsado por el Movimiento de Regeneración Nacional, del Presidente Andrés Manuel López Obrador está en un absoluto caos, partido que se está despedazando porque sus dirigentes no se ponen de acuerdo en el método para la renovación  de su dirigencia nacional, es urgente una figura de autoridad, basada en una ideología sólida y atinada.

Es necesario que los pseudo integrantes del partido MORENA sean adoctrinados con los principios políticos, éticos, filosóficos, morales y sobre todo humanísticos, para tener conciencia del papel que deberán tener en la historia moderna de nuestra nación, sobre todo en la aplicación de la Cuarta Transformación del presidente AMLO

No es posible que la Nomenklatura de Morena se esté jaloneando, se esté peleando por la dirigencia de su partido, en abierta rebeldía contra su padrecito AMLO.

Una de los muy pocos integrantes de la Nomenklatura de MORENA  que es leal, fiel y obedece al presidente AMLO es la Presidenta  Yeidckol Polevnsky Gurwitz.

Digo esto porque a pesar de que el presidente AMLO les  dio claramente la indicación de que la renovación de la dirigencia nacional de MORENA  sea por medio de encuestas, el alto cuerpo de su dirigencia no lo obedece, y a fuerza quiere realizar asambleas distritales irregulares,  para elegir a su nueva dirigencia.

Ah pero con la variable de que están inflando el padrón, y convocando a acarreados, que no son militantes de MORENA, para tener una elección trucada, una elección a modo y desconocer la orden de su fundador y verdadera alma de su partido, el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien claramente les advirtió de que si no lo obedecen, si se rebelan ante sus designios,  el va a  abandonar su partido MORENA y los va a dejar huérfanos.

Pues esto les vale sorbete, no les importa y siguen con su rebelión.

Una de los muy pocos integrantes de la Nomenklatura de MORENA  que es leal, fiel y obedece al presidente AMLO es la Presidenta  Yeidckol Polevnsky Gurwitz quien ya les advirtió de que siguen con esta rebelión, con esta traición, con esta asonada, ella también va a abandonar a su partido, al instituto que ella fundo, a MORENA,  partido que sin AMLO, y sin Yeidckol  Polevnsky está condenado a su desaparición en el próximo proceso electoral a más tardar.

Aquí es cuando retomo mi original planteamiento de que hace falta una ideología sólida y atinada. Pero sobre todo con un nuevo humanismo que tanta falta les hace a todos los mexicanos.

Fernando Manzanilla nos explica que este  es el momento de construir un gran acuerdo que nos permita alcanzar nuestras metas de desarrollo, y crecimiento.

Si los pseudo morenistas que tanto se despedazan por una dirigencia nacional- léase  por el manejo de las prerrogativas- tuvieran una formación, y adoctrinamiento ideológico fuerte, bien arraigado, un adoctrinamiento de una ideología que ponga a la patria y sus causas por encima de ambiciones  personales, no estaríamos viendo esta rebatinga por el poder de dirigir, al partido del presidente AMLO.

Y es que en la realidad un gran, un enorme porcentaje de los actuales pseudo militantes de MORENA, en el fondo son priistas, perredistas, petistas, panistas, etc,  todos  renegados, ah pero ya sin una sólida ideología que les de valores, principios, integridad y fortaleza ante los cantos de las sirenas.

En otras palabras todos los pseudo morenistas  que se han rebelado al presidente AMLO, y le pretenden dar un golpe de estado en la renovación de MORENA,  no tienen un adecuado adoctrinamiento de la  nueva  ideología humanística que podría hacer realidad  la CUARTA TRASFORMACION  de México.

Es necesario tener ya muy tangible la nueva ideología que debe manejar MORENA.

Es una verdad indefectible que la tarea más importante del régimen de AMLO es pacificar al país.

Y en este escenario el Ideólogo de la Cuarta Trasformación del Movimiento de Regeneración  Nacional, del Presidente AMLO, es Fernando Manzanilla Prieto.

El ya está trabajando desde hace mucho en la construcción de un nuevo pacto nacional.

Y una de las premisas del nuevo pacto del ideólogo Fernando Manzanilla, nos dice que para que nuestra nación avance, debemos primero que nada dimensionar el tamaño del reto que tenemos como país, y como humanidad, para alcanzar la paz.

Fernando Manzanilla está llamado a ser el ideólogo que le de identidad y un nuevo humanismo al exangüe partido  impulsado por MORENA.

Fernando Manzanilla nos explica que este  es el momento de construir un gran acuerdo que nos permita alcanzar nuestras metas de desarrollo, y crecimiento, así como el poder consolidar un verdadero Estado de Derecho que garantice la seguridad y justicia para todos; una economía de mercado que genere crecimiento, empleos y desarrollo sostenible; y una democracia sustentada en instituciones inclusivas, honestas y eficaces.

Pero para esto debemos empezar por adoctrinar con la nueva ideología nacionalista, ética, e incorruptible, y sobre todo con el nuevo humanismo,  a todos los integrantes de MORENA y en el mediano plazo a todos los mexicanos.  Algo muy importante es que Fernando manzanilla nos reitera que este es un buen momento, para reflexionar sobre la oportunidad histórica que tenemos como generación, de lograr un verdadero desarrollo sostenible e incluyente.

Si no, le hacemos caso a Fernando Manzanilla Prieto, México terminará sufriendo una absoluta y terrible balcanización. Balcanización que ya empezó en muchas regiones del país.