Published On: sáb, Abr 27th, 2019

El son jarocho, música que construye redes artísticas, comunitarias y políticas

Como una música capaz de tejer redes comunitarias, políticas, de pensamiento crítico y de economía solidaria es que se habló del son en la segunda jornada de actividades del 7º Encuentro Son Jarocho: Fiesta de las Jaranas y las Tarimas, que se desarrolla en el Cenart.

La conversación “Defensa del territorio, son jarocho, economía solidaria y medio ambiente”, fue encabezada por Fernando Guadarrama, decimista y estudioso, y Sael Blanco, músico integrante del Colectivo Altepee, grupo enfocado en la difusión de la música veracruzana de instrumentos de cuerda.

El encuentro sonero se extiende hasta el 28 de abril en el Centro Nacional de las Artes con la organización de la Secretaría de Cultura y la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México.

Los ponentes estuvieron acompañados de la poeta Emilia López y el jaranero Isaac Rojas, quienes recitaron versos y compartieron sus experiencias en la búsqueda de lazos espirituales mediante el reconocimiento del territorio, que es memoria, comunidad, red de apoyo, atmósfera de ríos, aves y montañas, además de cultura de la pertenencia.

“En nuestro territorio se construye la vida”, asentó Blanco tras afirmar que el son y el fandango dan oportunidad al encuentro con los otros, más allá de un individualismo pernicioso que da lugar al abuso de poder y la imposición de proyectos.

Los versos del son, coincidieron los participantes, son la memoria ecológica de un pueblo, refugio del calor, la frescura y los colores de las comunidades, además de una oportunidad de convivencia horizontal donde la participación de todos hace posible el derroche de energía que supone, por ejemplo, un fandango.

Se trata de un arte que sucede en un contexto, conformado de señas de identidad, alimentos, vestidos, modos de vida, de relacionarse con las frutas, las plantas, etcétera. De ahí la importancia de su protección y fomento.

“Tenemos que ser responsables con lo que nos gusta”, sintetizó Blanco. Hay que sustentar la cultura que permite al son, una fuerza artística nacida entre campesinos pero que ha trascendido fronteras y seducido a las ciudades, indicó Guadarrama.

El 7º Encuentro Son Jarocho: Fiesta de las Jaranas y las Tarimas ofrece talleres, conciertos, charlas y puntos de venta de jaranas, ropa y alimentos. Todas las actividades son gratuitas.

Para conocer más del trabajo del Colectivo Altepee se puede conversar con ellos vía redes sociales, así como contactarlos para adquirir su libro autogestivo La palabra y el territorio, suma de testimonios, décimas, versos y relatos sobre su trabajo comunitario.