Published On: Sáb, Ago 15th, 2020

El sector turístico ante la nueva normalidad, necesita de profesionales innovadores y proactivos

-Cerca de tres años tardará este rubro para alcanzar la recuperación económica.

La reactivación económica en el sector de hospitalidad y turístico será lenta y tardará de entre 10 y 35 meses para alcanzar una recuperación económica, de acuerdo a datos del World Travel and Tourism Council (WTTC).

Y esta recuperación se llevarán mediante dos fases, la primera que ya todos la estamos viendo, comenzando por la recuperación a nivel nacional y con el avance del cambio de los colores de la semaforización sanitaria, se irá reactivando la economía y la segunda, con la llegada del turismo internacional a los diferentes lugares que se sumarán a la reactivación de la economía.

El turismo es uno de los principales generadores de recursos económicos y empleos no sólo en México, sino para la mayoría de las naciones, hasta llegar al punto a nivel mundial de rebasar la barrera de los 1500 millones de llegadas internacionales por turismo en el 2019, señaló María Valentinotti Dorantes, catedrática de la Licenciatura en Dirección de Hospitalidad y Turismo de la UPAEP.

Valentinotti Dorantes, subrayó que en el caso de la Licenciatura en Dirección de Hospitalidad y Turismo de la UPAEP, se están fortaleciendo estos ámbitos de reflexión y de generación de conocimientos que permitan formar profesionales que estén preparados para afrontar estos retos con innovación y proactividad en el servicio, que actualmente está demandando la pandemia sanitaria y la nueva normalidad a la que tendremos que adaptarnos todos.

Por ello, comentó que la innovación será un factor importante en el área turística y dejar a un lado el concepto de la masificación del turismo, ya que con esta contingencia sanitaria, se están replanteando las bases del nuevo turismo como ha sido todo el recorrido de este sector que se ha manejado en nuestro país y en el mundo, siempre ha habido un parteaguas y aportaciones que se generan con base a los incidentes macro y a las dinámicas propias de cada país y en las cuales estarán involucradas las nuevas generaciones de profesionales de este sector.

Dijo que se tenía pronosticado para el 2020, que se registrara un incremento del 4%, y en ese momento, “se hablaba de un sector floreciente que traería muchos beneficios económicos, pero de repente como a todos los demás sectores ocurrió, con la llegada sorpresiva de la pandemia del COVID-19”, la cual no fue una situación nueva como en otras ocasiones en donde se enfrentaba el problema de cierta forma.

Agregó que no se dimensionó la magnitud del problema que se está presentando hasta el momento y consecuencia de ello, es que el sector turístico ha sido severamente castigado por la crisis sanitaria y es un rubro muy sensible al entorno que prácticamente se paralizó.

Valentinotti, expresó que más de la tercera parte de la humanidad ha permanecido en confinamiento y en el caso del tráfico aéreo que es una parte significativa de la industria, llegó a bajar sus operaciones en un 90% de todo su tráfico aéreo, por lo que al turismo en estos momentos le va a costar trabajo recuperarse de manera rápida.

Indicó que el turismo y todo lo que gira a su alrededor está cambiando, como está sucediendo en otros sectores productivos, por lo que hay que estar atentos a las oportunidades que todo cambio acompañan.

Expresó que el rubro del turismo siempre se ha manejado bajo condiciones de vulnerabilidad, en el sentido de que siempre está expuesto a diversos factores como los fenómenos naturales como es el caso de sismos, huracanes que muchas veces afectan a este sector, así como los factores sociales como es el tema de la inseguridad que se vive en México y en otras naciones y las restricciones que luego se presentan para que las personas visiten algunos lugares por ser zonas inseguras y ahora los problemas de salud, que está generando la actual pandemia.

María Valentinotti, enfatizó que ante la nueva realidad que se está viviendo en nuestro país y en el resto del mundo, está obligando al sector turístico a ser más dinámico y adaptativo, porque es la naturaleza del mismo. Y Prueba de ello, es que en buen número de personas, hay miedo, hay desconfianza y una recesión económica que está haciendo que la gente tenga menos posibilidades para salir de viaje.

La académica de la UPAEP, externó que los mayores cambios que se pueden observar en estos momentos en los lugares turísticos es que hay mayores medidas sanitarias, procedimientos a los que no estábamos acostumbrados en los aeropuertos, en las terminales de autobuses y en todos los lugares en donde la gente pueda llegar.

Agregó que todas estas medidas sanitarias se van a replicar en los museos, en los atractivos turísticos naturales o de monumentos, además de que se van a registrar reducciones importantes en el aforo de visitantes a este tipo de lugares, dando la pauta para atender y recibir a un turismo de mayor calidad y disfrute.

Indicó que la mayoría de las empresas en las que está incluido el sector hotelero, deberá contar con una serie de certificaciones que brinden confianza y seguridad a los turistas y viajeros, de que los lugares a los que llegan están libres de COVID-19; como es el caso de la certificación “COVID FREE”, destinada para destinos turísticos, hoteles, restaurantes y para actividades recreativas y de ocio.

Por último, dijo que los representantes el sector turístico lo que más quieren en estos momentos es que la gente llegue, visite los lugares y que tenga la seguridad de que va a disfrutar de estas vacaciones, porque hay mucha gente que está inquieta y que ya quiere salir de su casa y para ello, el sector turístico debe estar preparado.