Published On: mié, Oct 2nd, 2019

El Rector Alfonso Esparza Ortiz inaugura Multiaulas y sala de maestros en Facultad de Lenguas

Con la entrega de un edificio Multiaulas, que beneficia a casi 400 estudiantes, y la remodelación de la sala de maestros en la Facultad de Lenguas, la BUAP fortalece la infraestructura educativa, señaló el Rector Alfonso Esparza Ortiz, quien informó que estas obras son resultado del trabajo conjunto entre la administración central y la dirección de esta unidad académica.

          Asimismo, se instaló una Unidad de Atención Temprana, un kiosko de la Fiscalía General del Estado de Puebla, para denunciar en línea hechos delictivos, como allanamiento de morada, lesiones y robo de vehículo. Este módulo permite ligar la denuncia a un correo electrónico en el que se proporciona la asignación del número de expediente y los datos del agente del Ministerio Público, para concluir de manera presencial este proceso.

          El nuevo Multiaulas LEN 7 está habilitado con nueve aulas para 270 alumnos; el Laboratorio de Informática y Lengua Extranjera, con 40 equipos de cómputo; dos salas para los estudiantes; espacios para la Casa Alemana y la Casa Francesa, además de áreas de servicio.

          El inmueble servirá, también, para atender al público interesado en obtener certificaciones de idiomas. Esto es relevante pues se llevan a cabo 100 exámenes TOEFL cada mes, mientras que dos veces al año unas 200 personas aplican los correspondientes a otros idiomas.

          Como todos los nuevos edificios universitarios, tiene sistemas de voz y datos, seguridad a través de video vigilancia, alarmas y detección de humo, así como una cisterna para la captación de agua pluvial.

          Al referirse a la inseguridad, un tema en incremento en la entidad poblana, el Rector Alfonso Esparza expuso que para establecer una cultura de denuncia entre la comunidad universitaria se instalaron módulos de atención en las áreas de la Salud y Ciudad Universitaria, lo que permitió el incremento de los reportes en 350 por ciento y la captura de ocho asaltantes. Por ello, dijo, en la Facultad de Lenguas se colocó una Unidad de Atención Temprana para denunciar en línea allanamiento de morada, lesiones y robo de vehículo, entre otros delitos.

          Durante la inauguración del edificio, el Rector Alfonso Esparza escuchó las necesidades y peticiones de los integrantes de esta unidad académica con relación al mejoramiento de las instalaciones, ampliación de la conectividad a internet y contratación de personal, entre otras solicitudes.

          Al respecto, Esparza Ortiz se comprometió a resolver el acceso a internet, techar la cancha de usos múltiples, proporcionar unidades del Sistema de Transporte Universitario para la movilidad de los estudiantes a CU, establecer un proyecto para solucionar los problemas de estacionamiento y reestructurar los horarios del personal administrativo para atender los nuevos espacios.

          El director de la Facultad de Lenguas, Celso Pérez Carranza, expuso que el edificio Multiaulas y sala de maestros beneficiarán la enseñanza de los actuales estudiantes y de las futuras generaciones que se prepararán para incidir en la enseñanza y aprendizaje de los idiomas.

          Detalló que la construcción y equipamiento del edificio Multiaulas, en el que se impartirán clases de licenciatura, tuvo una inversión de más de 22 millones de pesos, de los cuales la facultad pagó más de 10 millones, a través de recursos propios obtenidos de cursos de idiomas, traducciones, aplicación de exámenes de certificación, venta de materiales, entre otros servicios. El resto de los fondos corresponde a un crédito que la Universidad financió y será liquidado en 25 mensualidades.

          En tanto la remodelación de la sala de maestros tuvo una inversión de 800 mil pesos, de recursos federales asignados al proyecto de apoyo a grupos vulnerables del Cuerpo Académico de Docencia e Innovación Profesional. Dicho espacio beneficiará a toda la planta académica.

          Además, Pérez Carranza notificó que la facultad resultó beneficiada por el fondo de aportaciones múltiples, el cual permitió dar mantenimiento a los edificios de la sede Humboldt.