Published On: Jue, Jul 9th, 2015

El folclore hidalguense brilló en el Palacio de Bellas Artes

ballet_hidalgo_RMM_5650b

Todo el folclore hidalguense deleitó al público que se dio cita en el Palacio de Bellas Artes la noche de este martes con la presentación del espectáculo Hidalgo, su música y sus danzas, a cargo del Ballet Folklórico de esa entidad.

A ritmo de tríos de son huasteco, mariachi y música interpretada por la Banda Sinfónica del Estado de Hidalgo se hizo un recorrido por las tradiciones de las diferentes regiones de la entidad, que incluyeron danzas prehispánicas y coloniales, sin olvidar la charrería y los sones.

Para empezar, el Ballet Folklórico del Estado de Hidalgo cautivó a los asistentes con la ejecución de la Danza de los Concheros, donde los bailarines con taparrabo y pechera, así como las bailarinas con trajes multicolores, todos con penacho, dieron vida con gran sincronía a los rituales prehispánicos.

En el marco de la Temporada de Danza en el Palacio 2015, el espectáculo continuó con la pieza Valle del Mezquital, donde las 24 parejas de bailarines, con pantalones de manta y sombreros, o bien sencillas faldas y blusas bordadas, sorprendieron al crear diferentes figuras con lazos de ixtle.

Después, el mariachi Mazatlán de Huasca, Hidalgo, llegó y los bailes fueron acompañados con la exhibición de suertes de charrería y floreadores de reata y a ritmo de trío huasteco el Ballet Folklórico mostró la riqueza de la zona de la sierra con la Danza de los arcos en que hombres y mujeres, ataviados por igual, bailaron con arcos de flores de vivos colores, para luego dar paso a la región de Pachuca, con la Danza de los mineros, una representación coreográfica de la actividad que estos trabajadores realizan en el subsuelo, con sus cascos y luces.

La Huasteca hidalguense no se podía quedar atrás y para manifestar su riqueza artística, el Ballet Folklórico del Estado de Hidalgo interpretó Semana Santa en la Huasteca, pieza que combina el sincretismo, pues mientras los bailarines ejecutaron un baile de tintes prehispánicos, las mujeres hicieron lo propio a ritmo de son.

Finalmente, llegaron los sones huastecos de Hidalgo, donde los tríos Poder del Son y Los Avispones Huastecos pusieron el ritmo para que los bailarines mostraran la riqueza del zapateado.

Con un popurrí en el que alternaban los tríos, el Ballet Folklórico ejecutó diversas danzas, donde los bailarines cruzaban listones multicolores o bien representaban la muerte de un huapanguero, para terminar con la alegría de temas como el Querreque.

El espectáculo Hidalgo, su música y sus danzas cautivó a lo largo de casi dos horas, en esta única presentación realizada en el Palacio de Bellas Artes con apoyo del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, del Instituto Nacional de Bellas Artes y el gobierno de la entidad.

La Banda Sinfónica del Estado de Hidalgo interpretó temas tradicionales de esa región que estuvieron aderezadas con piezas audiovisuales en donde los asistentes apreciaron la riqueza cultural y natural de la entidad.