Published On: Mar, Abr 5th, 2011

El daño ya está hecho

Es curiosa la forma en la que los políticos quieren desaparecer sus errores de un plumazo. Más cuando convertidos en “autoridad” desconocen acuerdos, pactos y compromisos. La falta de asepsia con la que desde las cúpulas partidistas- PAN, PRD, PANAL y Convergencia- se hicieron los arreglos necesarios para que en un proceso electoral se coaligaran y derrotaran al priísmo en las distintas plazas nacionales, ha empezado a necrosar los espinosos lazos que ayer los unieron para armar acuerdos políticos que los llevaran al poder ¡Como si se pudiera compartir el poder! La voracidad con la que algunos que se autonombran “políticos experimentados” han actuado, los ha evidenciado ante la opinión pública, como meros depredadores del poder.

 Depredadores que como clásicos parásitos, busca vivir de un instituto político hasta el fin de sus días. No importa a cuantos pisoteen ó perjudiquen. Hombres y mujeres que se desprenden con facilidad del trajecito de gestores comprometidos con un grupo de seguidores, para ocupar curules, dirigencias y cargos administrativos para su provecho personalísimo. Mimetizados ó mutantes en lo que ayer duramente criticaban. Las alianzas formadas por Ortega y Navalú lograron timar a algunos ciudadanos. Para el resto de sus compañeros de partido resultó obvio el motivo de semejante poligamia.

 Retener el poder a costa de lo que fuera, inició una debacle política cuyo efecto aún no se puede cuantificar. Aún así, la ciudadanía mexiquense ha demostrado que NO quiere más entuertos partidistas. La obcecación de panistas ultraconservadores como Madero y Bravo Mena para NO ceder el poder a los priístas, los han llevado humillarse públicamente y pedir a los perredistas que su sumen a otro proyecto aliancista rumbo al 2012. Según sus cálculos- muy malitos por cierto- los panistas unidos con los perredistas, harían temblar la maquinaria tricolor que ya lleva tres años a todo vapor- una alianza con verdes y panales- para recuperar Los Pinos.

 Afortunadamente los mexiquenses parecen estar mejor informados y más consientes de lo que una alianza de esta naturaleza les podría dejar. La sacudida que Moreira les ha puesto no sólo a Ortega y Madero- también al ignorante de Zambrano y de paso a varios súper Secretarios del gabinetazo calderonista- denota que sus fines no son lícitos y si muy lucrativos.

 Panistas y perredistas desleales a sus causas y principios partidistas, aún no definen quien es el Presidente legítimo y quien el espurio. En contraste, los militantes de derecha y de izquierda congruentes y de cepa, NO quieren volver a pasar por el tortuoso trámite de arreglos y componendas de sus disque lideres partidistas.

 La vergüenza y el orgullo de sus acendradas ideologías, le ha impedido apoyar las disparatadas alianzas que luego se cobran facturas que NO se creían incluidas en sus pactos inmorales. Una vez en el poder, quien encabece una coalición, será quien reparta el pastel.

 Puebla ha demostrado con Moreno Valle que él solo tiene compromiso real con el PAN por ser el partido que le dio la candidatura que lo llevó a Casa Puebla. Ilusos los que crean que considera como sus leales a gente de otros partidos. Los demás les sirvieron y ya fueron pagados. Los tricolores identificados por entreguistas y baratos, solo serán carne de cañón cada vez que Moreno Valle se los pida. Así las cosas; así la vida. Lo lamentable de nuestra política, es que aunque se quiera recular en estas alianzas, el daño ya está hecho y no hay forma de enmendar. El traidor siempre será traidor. No hay más.

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.