Published On: Sáb, Jul 31st, 2021

El ambulantaje, herencia maldita de la administración municipal, afirma empresario

El ambulantaje en el centro histórico es la herencia maldita de la administración municipal, quieren dejarnos a los  ciudadanos el muladar en el Centro Histórico y dejarle un problema a la siguiente administración, es un tema de revanchismos y venganza, esta herencia maldita nos perjudica a todos los poblanos, afirmó Francisco Lobato Galindo, presidente de la Red Mexicana de Franquicias

En el ocaso de esta administración, expresó, le reprochamos nuevamente a la presidenta municipal Claudia Rivera su triste desempeño y sobre todo su complacencia y complicidad para permitir que se siga degenerando y agravando la situación del Centro Histórico en momentos en que el  civismo, la gobernanza llaman a la unidad para salir adelante en los próximos meses de esta larga pandemia que rebasa  ya los  500 días, se lo recriminamos públicamente, la historia juzgará la atrocidad de esta administración.

Por otra parte  afirmó que los empresarios reconocen  las medidas estrictas que se están tomando desde el gobierno del Estado, son  medidas dolorosas muy estrictas para contener los rebrotes, “si bien es cierto que buena parte de la  población ya ha sido vacunada, esto no terminará hasta que estén vacunados todos los grupos sociales, la Organización Mundial de la Salud ha reiterado el hecho de que en la medida de que la población esté vacunada, las oportunidades de nuevas mutaciones de virus se ven disminuidas.

Nos preocupa mucho, dijo, que muchas personas que no se han vacunado o no desean vacunarse por los mitos urbanos, sus creencias o sencillamente por negligencia, por lo que hacemos una sugerencia pública a las autoridades mediante la implementación del pasaporte de vacunación, esto quiere decir que se impida la entrada a todo negocio o instalaciones a las personas que no están vacunadas, solo los que presenten el carnet de vacunación.

Los negocios, las empresas que tengan todos los protocolos y acepten sólo personas vacunadas, a esos negocios se les quitarían las restricciones tanto de aforo como de horario, esto permitiría la contratación de más personal y contribuir a la reactivación económica.