Published On: Jue, Jul 29th, 2021

El A, B, C, D y más de las Hepatitis

Las hepatitis son una enfermedad viral que se producen por un virus causante de inflamación en el hígado que puede causar cáncer, cirrosis y hasta la muerte. Los síntomas más comunes son:

  • Fiebre
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Dolor abdominal
  • Color amarillento de la piel

Hepatitis A
Aunque los niños infectados de este virus no lleguen a presentar síntomas, la pueden propagar a diferentes personas en su entorno.

Se transmite al ingerir alimentos o agua contaminados, o al tener contacto directo con una persona infectada.

Los síntomas pueden llegar a durar 6 meses. No existe un tratamiento específico para la Hepatitis A.

Una de las maneras de prevención más efectivas es mantener la seguridad de los alimentos y una correcta práctica de higiene personal.

Hepatitis B
La infección puede causar casos leves con pocos síntomas, hasta casos graves que requieren hospitalización.

Se transmite por medio del contacto con la sangre de una persona infectada y de madre a bebé durante el parto.

Los niños que han sido infectados antes de los 6 años tienen una probabilidad más alta de que se convierta en una enfermedad crónica.

En el 2019 se notificó que 3.9 millones de personas vivían con Hepatitis B crónica.

Hepatitis C
Se transmite mediante prácticas poco seguras como relaciones sexuales sin protección, consumo de drogas por inyección o por transfusiones sanguíneas que no cuentan con los protocolos necesarios.

Hepatitis D
Este virus necesita de la presencia de la Hepatitis B (VHB) para replicarse. Este afecta al 5% de personas que tienen una infección crónica por el VHB.