Published On: Sáb, Dic 12th, 2020

Egresada IBERO diseña sistema de calidad para cooperativa mielera chiapaneca

  • Nancy Thaynet Carrillo Flores, de la Maestría en Ingeniería de Calidad, acompañó a productores indígenas tseltales de la Selva Norte de Chiapas



Yomol A’tel significa en español ‘juntos trabajamos, juntos caminamos, juntos soñamos’. También significa una forma de entender el trabajo desde la cosmovisión comunitaria en torno a un proyecto: la Cooperativa mielera localizada en Chilón, en la selva Norte de Chiapas, objeto de estudio de la investigación de Nancy Thaynet Carrillo Flores, la cual pretende ayudar a un aproximado de 160 familias en esa zona.

Hasta allá llegó Thaynet, alumna de la Maestría en Ingeniería de Calidad de la IBERO. Ahí vivió un tiempo para levantar su proyecto de tesis. Comió cada día como ellos siembran y cosechan,  justo a las doce, cuando la comunidad decide hacer un descanso para el refrigerio que las mujeres tseltales se encargan de preparar mientras los hombres van a la mielera. Ahí perdió miedos, prejuicios, rompió muchos de sus propios paradigmas.

La Cooperativa Yomol A´tel es un grupo de empresas de economía solidaria formada por familias indígenas tseltales y colaboradores, que en conjunto trabajan por la justicia social y la defensa de su territorio. El proyecto de miel Chabtic forma parte de otros como el de Capeltic, de café, o el de Xapontic, de jabón orgánico, estos últimos productos se venden en algunos campus de la IBERO.

En su proyecto de investigación, Thaynet afirma que la apicultura representa una de las principales actividades del sector agropecuario debido a la calidad y al origen orgánico; y en regiones tropicales de comunidades rurales ha adquirido gran relevancia socioeconómica por ser una fuente de empleos e ingresos. En México y en países europeos, la miel es un alimento muy apreciado y valorado debido a sus propiedades medicinales y a sus características físico-químicas, apunta.

Thaynet explica así su proyecto de investigación Diseño de un sistema de calidad en una cooperativa productora de miel que tiene como objetivo apoyar a los trabajadores de la Cooperativa mielera en ampliar sus conocimientos sobre actividades de saneamiento e identificar las etapas en el proceso más vulnerable que involucren la calidad de la miel.

“Debido a la constante fluctuación en el mercado de la miel y a que la seguridad alimentaria es un reto para los productores mexicanos, en la Cooperativa mielera se diseñaron dos sistemas de inocuidad: Procedimientos Operativos Estandarizados de Saneamiento (POES) y el sistema de Análisis de Peligros y de Puntos Críticos de Control (HACCP, por sus siglas en inglés)”.

El alcance para ambos sistemas fue sólo en el diseño, abunda Thaynet. Los POES, como prerrequisito fundamental para asegurar la calidad y la inocuidad en alimentos, “involucró al personal, a las instalaciones y al equipo. Como base de su diseño se estableció un código de inocuidad para cada una de las instalaciones. Posteriormente, como parte de la metodología del HACCP se determinaron las fases vulnerables a la contaminación física, química y biológica. Se desarrolló la descripción de los métodos de saneamiento los cuales deben lograrse diariamente y/o de acuerdo a la producción que se demande”.

Bióloga de profesión, Thaynet sostiene que el reto primordial de ese diseño de sistemas de calidad en la Cooperativa consistió en aprovechar al máximo sus métodos tradicionales y conocimientos locales para que su producto sea mejor y más rentable.

Para ello, dice, era necesario aumentar normas, parámetros, aplicar técnicas que se rigieran bajo ciertos procesos pues, por ejemplo, algunos materiales como los vasos de vidrio estaban rotos al momento de comprarlos y sin embargo así envasaban la miel. También supimos de algunos casos de clientes que se quejaban porque en el frasco de miel que compraban había tramos de cabello.

Ese tipo de hallazgos, resultado del diagnóstico que hicimos, continúa Thaynet, significaban un punto crítico de riesgo y se tenía que remediar para que no vuelvan a suceder, y para “eficientar” el proceso, para ya no tener desventajas, sino una mayor producción y rentabilidad con la finalidad de darle confianza a la gente que quiera consumir la miel de esa comunidad.

La recién egresada de la maestría se dice muy satisfecha porque además de ayudar con su trabajo de investigación pudo cultivar una buena amistad con las personas de la comunidad, a quienes describe como “gente muy amistosa, amable y muy participativa”.

“Lo que me gusta de la IBERO es que es humanista. Me gusta mucho eso de la justicia social que promueve la Universidad. Como ingeniera, entrar en contacto con esas comunidades me abrió la perspectiva a muchos temas. Me considero como una persona que me gusta mucho ayudar a los demás y que se preocupa porque los conocimientos funcionen para los demás. Fue una gran experiencia”.

Por su parte, el Dr. Érick Torres, coordinador de la Maestría en Ingeniería de Calidad, indicó que este trabajo ejemplifica muy bien el tipo de proyectos con impacto social que se promueven en esa área y que en el cuerpo docente existe esa intención de trabajar ente comunidades, pequeñas empresas o instituciones son fines de lucro.

Al referirse más concretamente al trabajo de investigación de Thaynet, el académico de tiempo completo afirma que “aplica muy bien conocimientos que son más de corte empresarial, de industria, a una cooperativa y de manera muy sencilla, con lo cual les da herramientas para que puedan posicionar sus productos en igualdad de condiciones en el mercado ya que competir es sumamente difícil.

“Tenemos que seguir trabajando para construir y mantener estas relaciones para ser capaces de responder a tanto reto que hay; por ejemplo, podemos pensar en hacer un convenio permanente con esta Cooperativa”.

Para obtener su grado de maestra en Ingeniería de Calidad, Thaynet defendió este viernes su tesis frente a un sínodo interdisciplinar formado por Elier Ekber Neri Torres, coordinador de la carrera de Ingeniería en Alimentos; Mariana Ruiz Morales, coordinadora de la carrera de Ingeniería Industrial; y Odette Lobato Callero, académica e investigadora, con quien hizo contacto la alumna para desarrollar el proyecto.

Si quieres conocer más de la Cooperativa:

https://www.yomolatel.org/index.php