Published On: jue, Feb 14th, 2019

Eduardo Ramos Rodríguez, destacado artista poblano que sigue forjando su leyenda con letras de oro

POR JOSÉ LUIS CABALLERO G.-

Una leyenda viviente de las Artes Plásticas de Puebla es sin duda el maestro Eduardo Ramos Rodríguez, artista ya consagrado en las artes de la pintura, es nuestro invitado especial el día de hoy, y platica sus experiencias para nuestros lectores.

El profesor se reconoce autodidacta, demostrando así que el arte corre por sus venas pues desde niño es amante del arte contemporáneo, recuerda sus constantes visitas a las exposiciones en el barrio del artista de la mano de sus padres; naciendo así en ese pequeño niño la gracia de incursionar en el bello arte de la pintura.

El Maestro Eduardo se considera una persona bendecida por Dios con el don de las artes, para así poder trascender en el tiempo por medio de sus obras, a través de su trayectoria tiene en su haber más de mil quinientas obras, en las cuales plasma toda su creatividad, sus atributos, su amor a la vida a la naturaleza, para que el espectador tenga la visión del artista cuando admira sus obras, las cuales realiza siempre teniendo la meta de crear algo extraordinario y espectacular que siempre destaque sobre los demás artistas poblanos.

Al maestro le sobraron motivos para incursionar en las artes, desde la niñez y siguiendo en su juventud, cuando trabajando en una editorial practico las artes gráficas, e incursionó en la historieta y como tema de ésta la historia de México, esto le ayudo a desarrollar más sus habilidades y espíritu de competencia, auxiliado por sus mismos compañeros de trabajo.

Recuerda una ocasión donde visito el mar y quedo sumamente embelesado al ver un atardecer, la vista del sol, el oleaje, la playa y su angustia por plasmar todo en un lienzo y poder compartir ese sentimiento a su familia, a sus conocidos, siendo esto lo que le animo a dedicarse de lleno a las artes plásticas.

Sus obras siempre tienen personalidad propia, ya que llevan sus sentimientos en cada pintura que elabora, y esto las hace únicas, no solo en el Estado de Puebla sino en la República Mexicana y en el mundo entero,  nos comenta que ha viajado por la República Mexicana conociendo la vasta obra de Frida Kahlo, Diego Rivera, a quienes admira y trata de aprender de su estilo, pero quienes influyeron en su aprendizaje fue el profesor Desiderio Hernández Xochitiotzin, figura relevante del muralismo mexicano, de origen tlaxcalteca, que interpretó la historia de su pueblo plasmándola en las paredes del Palacio de Gobierno tlaxcalteca.

El maestro Eduardo tiene una excelente relación con sus compañeros, los también artistas que laboran en el Barrio del Artista, como el Profesor Aurelio Leonor que es uno de los más destacados pintores que tiene el Barrio del Artista, con quienes comparte experiencias, conocimientos, técnicas.

El profesor también se siente honrado de también ser un buen músico, ya que domina el órgano, acordeón, bajo, y varios instrumentos más, su padre fue un excelente violinista reconocido por la sociedad poblana por su gran desempeño artístico. Por lo que con seguridad confirmamos que el Maestro Eduardo es todo un artista que llena de satisfacción a Puebla, en estas líneas le dedicamos un merecido homenaje a esta destacada leyenda viviente que los poblanos siempre recordaremos con orgullo, por ser una persona que con mucho trabajo y dedicación se ha ganado un lugar en la historia de las artes en Puebla. Esta historia continuara con la siguiente entrevista que nos otorga el maestro.