Published On: Vie, Nov 11th, 2011

Denuncian ejidatarios tala inmoderada en Teopancingo

Habitantes de Teopancingo denunciaron los abusos de la familia Cortés Madariaga.

Habitantes de Teopancingo denunciaron los abusos de la familia Cortés Madariaga.

Un grupo de campesinos de la comunidad de Teopancingo, en el municipio de Huauchinango, acudieron a la delegación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) para que intervenga y se detenga la tala inmoderada de 43 hectáreas de bosque de pino a manos de los integrantes de una familia.

Viliulfo Hernández Gayosso, comisariado ejidal de Teopancingo, encabezó al grupo de campesinos quienes se mostraron indignados por la falta de atención de las autoridades federales de protección al ambiente, por lo que solicitaron hablar con Federico Magaña, delegado de la PROFEPA, para levantar una denuncia por atentar contra la ecología.

En entrevista, comentaron que una familia, de apellidos Cortés Madariaga, invadieron un terreno propiedad del ejido, y a pesar de las resoluciones de la autoridad judicial, actualmente sigue en litigio pues la parte demandada tramitó un amparo para evitar que se ejerciera la sentencia de dos juicios realizados en el estado de Tlaxcala, por jurisdicción.

Indicó que estas personas están armadas y han amenazado de muerte a los ejidatarios, por lo que solicitaron, en primera instancia, a la PROFEPA su intervención. Al platicar con el delegado, se llegó al acuerdo que primero se levantaría denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de Puebla, pues a decir de los campesinos, el Ministerio Público federal hizo engorroso el trámite de una denuncia por atentados contra la ecología y desistieron de presentarla.

Para seguir por el camino de la ley, se trasladaron a la Procuraduría poblana donde fueron atendidos por el personal, sin embargo para tener todos los elementos que se requieren para que se proceda a denunciar, regresarán la semana entrante.

Así, Hernández Gayosso manifestó que se seguirá con el trámite legal correspondiente, pues temen que los miembros de la familia hagan válidas sus amenazas, pues a decir de los mismos campesinos, diariamente alcanzan a escuchar las motosierras y no hay autoridad que detenga este atentando contra el medio ambiente.

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.