Published On: Lun, Feb 22nd, 2021

De la telemedicina a las ciudades inteligentes… ¿cuál es el rol social que tendrán los centros de datos en 2021?

  • Los requerimientos para el procesamiento de datos se aceleraron tras la llegada de la pandemia por Covid-19. Panduit informa que los usuarios buscan infraestructuras más confiables y rápidas
  • Para definir las rutas de vacunación, incrementar las ventas y por tanto la supervivencia de los negocios o para agregar a las ciudades automóviles autónomos, los Centros de Datos cumplen un rol social

Una de las ventajas de la información es que puede estar disponible de manera expedita y en orden. Para almacenar esos contenidos existen Centros de Datos, herramientas indispensables en la era digital, y que en el ámbito social cobran gran relevancia para solucionar las necesidades que trajo consigo el Covid-19.

“La transformación digital era algo que se veía en el horizonte”, afirma Juan Pablo Borray, Gerente de desarrollo de negocios para Latinoamérica de Panduit. “Es como cuando surgió el correo electrónico y para algunos no era necesario, así que preferían seguir con la escritura a puño y letra para ponerla en sobres; sin embargo, en 2020 las urgencias nos trastocaron y tuvimos que aprender nuevos procesos de un momento a otro, no por gusto, ya que sólo adoptando las herramientas de Tecnologías de la Información (TI) pudimos manejar y conocer desde la disponibilidad de camas en un hospital, el stock de productos de una tienda o, en futuro cercano, trazaremos las rutas por las cuales podrán moverse vehículos autónomos para transportar personas o insumos”.

Panduit, fabricante de soluciones de punta a punta en infraestructura física eléctrica y de red para entornos empresariales, participa en 5 de cada 6 proyectos de Centros de Datos en México, por lo que tiene claro que el reto del manejo de la información es garantizar que las conexiones sean correctas de punta a punta, que se cuente con infraestructura robusta por donde la información viaje rápida y segura desde el Centro de Datos hasta el punto final, ya sea un hogar, un banco, una tienda departamental o un hospital.

Entre los usos prioritarios que tendrá el manejo de los datos para 2021 se vislumbran grandes retos sociales, como trazar y cubrir las rutas de vacunación o incluso el renacimiento y despunte de algunas industrias.

DE LA SALUD A LAS COMPRAS

El diagnóstico del manejo de datos durante 2020 subraya que el aumento de tráfico digital en países desarrollados fue de hasta 60%, esto derivado del teletrabajo y el alto consumo de contenidos en línea.

“Con la pandemia también se notó un crecimiento en la llamada telemedicina, que implica tener una valoración médica sin salir de casa, a través de videoconferencias. Esta opción permitió que algunos sistemas de salud no se saturaran y que con un diagnóstico inicial las personas con contagios leves pudiesen recuperarse en casa. Hay que considerar que en sólo una conexión intervienen el dispositivo, la red y el Centro de Datos, un trío que bien administrado ayudó a los sistemas hospitalarios, y que funcionaría este 2021 como punta de lanza para las brigadas de vacunación, ya que al estudiar los datos se sabría dónde y bajo qué condiciones están los grupos de personas, divididos por edad, que recibirán la dosis”, señala Borray.

En cuanto al cierre de negocios y la caída de las ventas por los semáforos epidemiológicos, Borray asegura que la mayoría de los pequeños empresarios no tenían en sus planes a corto plazo las ventas en línea, por lo que al ver cerradas sus instalaciones, truncaron sus procesos y ganancias. “Pocos previeron el tener una base de datos de clientes y productos, lo cual al día de hoy es una tendencia para quienes busquen reactivar su negocio, ya que las personas seguirán con el hábito, ya aprendido, de comprar desde dispositivos móviles”, apunta.

Llevar el control de stock de productos no es suficiente, ya que vigilar cómo se guardan los datos es primordial. Cifras de Panduit revelan que las pérdidas por cada hora que una tienda en línea falle pueden representar hasta el 5% de las ventas totales del día, aunque la empresa cuente con tienda física. Además, se considera que el 60% de los problemas en los procesos tecnológicos radica en fallas en la infraestructura física de la red, el 30% en el hardware y 10% en el software. “Y esto lo sabemos nosotros, pero cuando un negocio tiene una falla en su servicio, los especialistas revisan al final la infraestructura física y ahí es donde se pierde el tiempo y el servicio. En un negocio de retail, se estima que se pierden hasta 80 mil dólares por cada hora sin sistema”, explica Borray.

LOS FORMATOS CAMBIAN

Los Centros de Datos se dividen en el mercado bajo tres conceptos. Los centros de datos propios son el formato más usado para administrar información, ya que están diseñadas, fabricadas y mantenidas por el usuario final. Dentro de este rubro también hay centros de datos rentados, que permiten al cliente pagar por un espacio para alojar su información, pero en la infraestructura de otra empresa.

Al que prácticamente todos tenemos acceso es al centro de datos de la nube, donde se almacenan desde los correos electrónicos, chats o contenidos de redes sociales.

En el top de 2021 estará el formato Edge, el cual pondera la velocidad ante otros puntos, con el fin de procesar rápidamente la información. Su peculiaridad es que la base de datos debe ubicarse en la cercanía del sitio donde se genera la información. “Un ejemplo es Netflix*, que tiene una base de datos grande. Si un usuario da play a una película quiere que ésta se reproduzca rápidamente, y eso se logra con Centro de Datos Edge, con respuesta prácticamente en tiempo real”.

Los Centros de Datos Edge, explica Borray, serán tendencia por la entrada de la tecnología 5G, la cual demandará mayor velocidad y por tanto demandará seguridad extra. “Con el nacimiento e implantación de esta nueva tecnología estaremos hablando de escenarios donde nacerán dispositivos autónomos; por ejemplo, los autos que sin conductor podrán seguir rutas con sólo darles instrucciones. Para ello, necesitarán el acceso a una base de datos ilimitada sobre los mapas, por ejemplo”, explica.

El formato Edge irá de la mano de las ciudades inteligentes y por tanto también impactará los rubros sociales de las TI. Se estima que con el dueto 5G-edge se incrementaría el Internet de las Cosas para dar por resultado un mundo hiperconectado que requerirá mayor flujo de datos. De 2019 a 2025, el Edge Computing crecerá 54%, según estimaciones del mercado.

“Latinoamérica está en vías de lograr ciudades inteligentes, sin embargo, es un proceso gradual, no hay que olvidar que los servicios se irán demandando poco a poco, y que cada avance en la calidad de vida de las personas  también representa  una oportunidad de ganancia para las empresas, así que el reto será operar herramientas digitales, como los centros de datos, cada vez más confiables y robustos”, concluye Borray.