Published On: jue, Ago 22nd, 2019

Corrupción en la tablita

Históricamente en las sucesiones gubernamentales había prevalecido la actitud del gobernador entrante de no destapar los asuntos del anterior, era una especie de acuerdo no escrito para reforzar la continuidad del poder absoluto.

El primero en violarla en Puebla fue Rafael Moreno Valle, lo hizo desde el primer día de su gobierno y ante toda la clase política y la representación social de la entidad. Asombrados quedaron los exgobernadores, principalmente Mario Marín, cuando escucharon a Rafael emitir una orden de investigación contra Ricardo Henaine por el asunto de los terrenos de Valle Fantástico. Después vendrían las investigaciones y órdenes de aprensión contra Javier García Ramírez y Alfredo Arango.

El estilo de Miguel Barbosa se ha venido mostrando con frases directas y acciones privadas de largo alcance enmarcadas en un sentido de lucha contra la corrupción.

En campaña se reunió con los constructores en público y les prometió privilegiar a las empresas locales, pero en corto recibió muchas quejas sobre los “moches”, el llamado “retorno” y el “apartado” de contratos.

Y he aquí que, a unos días del inicio del nuevo gobierno de Puebla, Barbosa lanzó advertencia: “Mis hijos no harán negocios en Puebla”.

La sentencia estuvo acompañada de una serie de reuniones previas con proveedores a quienes empezó a cuestionar, siempre personalmente, sobre sus ventas, condiciones, y demás asuntos que fueron saliendo voluntariamente, como, por ejemplo, quiénes ayudaban a integrar las propuestas de licitación, cuánto dinero había de por medio y quiénes fueron los intermediarios.

En algunos casos, los proveedores se han comprometido a entregar los faltantes de la compra, se han puesto fechas para completarlas y obviamente los proveedores saben de lo que puede pasar si no se cumple con lo prometido.

Así que no debe resultar extraño que los empresarios para salvar el pellejo empiecen a soltar más información y deshacer entuertos.

O por lo menos, así me lo parece

losperiodistas.com.mx@gmail.com