Published On: vie, Oct 4th, 2019

Con programas especializados, IMSS trata los síndromes geriátricos

Después de los 65 años, las personas desarrollan síndromes geriátricos,  que son un conjunto de padecimientos, como: inmovilidad, incontinencia, inestabilidad y caídas, fractura de cadera, depresión, insomnio demencia e infecciones, mismas que  el Instituto Mexicano del seguro social (IMSS)  identifica y trata para prevenir el deterioro de la salud.

El geriatra del Hospital de Especialidades  “San José”, Hugo González Gómez, puntualizó que en este nosocomio, el 30 por ciento de los pacientes adultos cursan por algún síndrome geriátrico y  son atendidos por medio de varios programas, para detectarlas a tiempo y para brindar  acompañamiento cuando las enfermedades ya están avanzadas.

Detalló que la finalidad es  incentivar que los adultos mayores sean autosuficientes hasta dónde sus capacidades les permitan. “Los tratamientos son múltiples y cada uno especializado para el tipo de síndrome que se trate, y que con la capacitación del personal actualmente se identifica estos con mayor facilidad”.

Dijo que en la vejez,  el cuerpo sufre una serie de cambios progresivos por los que reacciona de otra manera a la enfermedad,  y produce, por tanto, otros síntomas. Esos cambios, además, provocan una menor capacidad de respuesta.

El geriatra del Seguro Social mencionó que el tema de Día Internacional de las Personas Mayores este año está íntimamente ligado a hacer frente  a las desigualdades que afrontan las personas mayores, y a prevenir las formas de exclusión que surgirán en el futuro.