Published On: Mié, Ene 8th, 2020

Con mucho amor por el teatro trabaja el Colectivo Teatral de los Barrios en Nuevo León

El amor al teatro y el convencimiento de llevar las artes escénicas a la gente que no tiene la oportunidad de acceder a ellas en Nuevo León fueron el punto de partida para que el actor y director Francisco Javier Cuéllar fundara el Espacio Cultural del Barrio y después el Colectivo Teatral de los Barrios (CTB).

“No hay nada más difícil que llevar la cultura al pueblo, pero más difícil es formar público para el teatro”, refiere Francisco Javier Cuéllar, tamaulipeco de nacimiento, regiomontano por adopción, maestro jubilado de oficio con 40 años de servicio al frente de la educación primaria, secundaria y bachillerato.

El CTB surge tras el cierre del Espacio Cultural del Barrio, fundado por Cuellar poco más de siete años atrás, “fue el costo de ser independiente. Mi pensión como jubilado ahí se iba, no me duele, porque yo hice lo que quería en su momento y mis metas y sueños ahí se cumplieron, estoy satisfecho con eso”.

El director originario de Villa Mainero, Tamaulipas, refiere que, tras esa pérdida se dispuso a formar el colectivo con la intención de leer textos teatrales; después se propuso leer las creaciones de los compañeros del colectivo, así surgió la primera puesta en escena titulada Mi comadre la pelona.

Este primer trabajo, ya como Colectivo Teatral de los Barrios, fue con texto y dirección del dramaturgo Antonio Ibarra y formó parte de las actividades para celebrar ese año el Día de Muertos.

Francisco Javier, conocido también como “Chucho” Cuéllar, revela que la curiosidad del teatro le surge desde que era niño, cuando descubrió que en las diferentes etapas de la vida representamos distintos papeles, y comprobó que el teatro da las herramientas para que esos papeles se desempeñen con mayor eficacia.

“Si eres tímido y te da miedo hablar en público con el teatro podrás hacerlo con soltura. Si no tienes la confianza de ver a los ojos a tu interlocutor, aquí la adquieres. La técnica es subirte al escenario y perder el miedo, ahí empieza la magia”.

El CTB está integrado por alrededor de 20 actores provenientes de diferentes lugares del área metropolitana de Monterrey, unos de incipiente carrera, otros ya consolidados en los escenarios, pero todos sintonizados en el amor al teatro, primera característica que deben tener aquellos que se quieran sumar, afirma en entrevista Cuéllar.

El sueño de hacer teatro en un espacio propio en donde “Chucho” Cuéllar pudiera decidir y organizar, se cumplió y, en el proceso, descubrió que también cumplía el sueño de otros miembros del grupo.

El CTB terminó el 2019 con tres presentaciones de La pastorela del barrio, obra de Guillermo Alanís con adaptación de Cuéllar. “Regresaremos con toda la pila esperando siempre lo mejor del 2020”, concluye el actor y director.