Published On: Vie, Sep 26th, 2014

Cáncer cervicouterino, el más peligroso para las mujeres

Luego de comentar que el cáncer cervicouterino (o cáncer de matriz) es la primera causa de muerte por cáncer maligno en mujeres de 25 a 64 años de edad, así como el segundo tipo de cáncer más común entre el sector femenino y el tercero en mortalidad relacionada con los tumores malignos en la población de este género, el subdelegado Médico del ISSSTE, Héctor Mario Hernández Lobato, detalló que la edad media de aparición de este mal es a la edad de 45 años, por lo que recomendó a las féminas realizarse una prueba de Papanicolaou de forma periódica, a partir de que se inicia la vida sexual, al menos una vez al año y aún si se sienten saludables.

Precisó que en el caso del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (que en Puebla representa Sandra Rodríguez Gómez) el cáncer cervicouterino es el segundo más frecuente en las mujeres derechohabientes, por lo que reciben puntualmente la atención correspondiente. Es una enfermedad en la cual se encuentran células cancerosas en los tejidos del cuello uterino (o matriz).
Hernández Lobato detalló que el Virus del Papiloma Humano (VPH) se asocia al desarrollo de lesiones premalignas, pues puede permanecer inactivo durante un tiempo prolongado y manifestarse después de varios años, por lo que –reiteró- es importante realizarse el estudio de Papanicolaou, más colposcopía, pues éste permite detectar el cáncer en sus etapas iniciales y poder empezar un tratamiento oportuno hasta su curación.
El cáncer cervicouterino (o cervical uterino) es un problema de salud pública; la infección genital con el VPH es la enfermedad de transmisión sexual viral más frecuente en el mundo.
Dijo que los factores de riesgo son: iniciar relaciones sexuales antes de los 18 años; tener algún parto antes de esta edad; tener múltiples parejas sexuales, en especial si éstos tienen a su vez diversas parejas; tabaquismo, inmunodepresión; deficiencia vitamínica; e infección por el virus del papiloma humano, entre otras.
El funcionario federal explicó que cuando el cáncer cervicouterino inicia, los signos y los síntomas que produce pueden confundirse fácilmente con un problema infeccioso, por lo que es muy importante estar atentos ante la posible presencia de cualquier molestia en los genitales como pueden ser la aparición de comezón, manchas anormales o granos, flujo amarillo, verde, sanguinolento; o fétido, o la aparición de dolor o sangrado durante el coito, que deben ser valoradas y tratadas por el médico familiar.