Published On: Vie, Abr 4th, 2014

Cambio climatologico ha afectado la producción del limón

EL SABOR DE LA 1
Estudios realizados por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), sobre la calidad de las mandarinas en México; avalan a esta zona por su clima y suelos, como la óptima para producir las mejores del país, informó Sonia Cruz Sampedro, responsable de esta cadena productiva en la Fundación Produce.
En entrevista explicó que en coloración y sabor de su jugo, son las mejores que se cultivan en esta pequeña franja edafo-climática, propicia para la producción de este fruto. La humedad relativa de esta región rebasa el 60%, lo cual les da esa jugosidad y sabor dulce tan característico, alcanzando   excelentes  grados  brix.
Basados en los estudios de la máxima casa de estudios en el país, los productores elaboraron un diagnóstico en el 2007, el resultado fue el siguiente:
De las 14 mil hectáreas de cítricos que hay en la región, el 70 por ciento es de mandarina. De la  totalidad  de mandarina, el ochenta por ciento es de la Mandarina var. Fremont, cuyo  jugo  es  delicioso, sin embargo no es apta para la industria porque el  aceite  de  su  cascara  ennegrece  el  jugo. Además se descubrió que hay una sobre producción de mandarinas de este tipo porque son  las  que duran más  tiempo en el árbol sin mermar su calidad, el  30%  restante de la producción  de  mandarinas es de otras variedades.
Por esta razón surgió el Proyecto de Innovación de Transferencia de Tecnología para  la  Producción  de Nuevas  Variedades de mandarinas, algunas ya se cultivan; sin embargo por el bajo conocimiento del paquete tecnológico, no se logró una buena calidad. «Los productores desconocen que se deben de controlar ciertas plagas, enfermedades y sobre todo la nutrición», comentó.
En el caso del limón, la región no es adecuada porque se enferma demasiado. No obstante, con las variedades identificadas se tendrá producción garantizada en seis a ocho meses del año, cosecha constante.
El problema de escasez, es que con tanta variación de clima, tan extremoso, mucho frío y mucho calor, se alteró el desarrollo de los árboles de limón para florear bien en invierno. En estos  momentos un productor para juntar 60 kilos tiene que pasar por toda una hectárea, cortar uno o dos limones solamente por cada árbol y el precio que les pagan por kilo es de apenas 15 pesos y el vendedor final entre 50 y 60 pesos.
Municipios productores, Ayotoxco de Guerrero, Hueytamalco, donde está el mejor clima y una parte de San José Acateno, aunque ahí por su cercanía con Martínez de la Torre, Veracruz, la producción es de en un 50% limón y 50% mandarina.
Por éstas prácticas en 2012 un 70 por ciento de la producción se quedó en los huertos echándose a perder; mientras que en los mercados el kilo de mandarina se vendía hasta en 16 pesos: «fue ridículo que al productor se le pagaran doce pesos por una reja de 30 kilos; es parecido al caso del limón en la actualidad, una situación extraordinaria en la cual el público piensa que a los productores limoneros se hacen millonarios A ellos se les paga de 12 a 15 pesos el kilo y en el mercado está a 50 o 60 pesos, cuando lo tienen barato».