Published On: Jue, Oct 21st, 2021

Cada tres segundos se registra en el mundo una fractura de cadera o de alguna extremidad asociada a osteoporosis

  • Se calcula que para el año 2050 los casos de osteoporosis pueden duplicarse o triplicarse en México y en el mundo.

 

Ciudad de México.- En el mundo más de 200 millones de personas padecen osteoporosis y cada tres segundos se registra una fractura de cadera o de alguna extremidad asociada a esta enfermedad, informó el doctor José Alfredo Álvarez López, endocrinólogo y socio titular de la Sociedad Mexicana de Nutrición y Endocrinología, en el marco del Día Mundial de la Osteoporosis que se conmemora cada 20 de octubre.

El especialista señaló que en México hay pocos estudios del padecimiento, pero las cifras refieren que hay alrededor de 10 millones de personas con algún grado de osteoporosis y una de cada 12 mujeres y uno de cada 20 hombres de 50 años o más tendrá una fractura por fragilidad ósea.

Diversos informes refieren que en América Latina el 19.2 % de mujeres y 9.8 de hombres mexicanos padecen fracturas vertebrales asociadas a osteoporosis, las cuales generalmente no duelen y van deformando la columna, llegando a generar dolor incapacitante y la pérdida de altura del paciente.

“El costo de una fractura es alto, produce incapacidad laboral de la persona que sufre la lesión, pero también incapacidad laboral del cuidador, es decir, afecta a toda la esfera familiar y laboral”, advirtió el especialista, quien también es secretario del Colegio de Endocrinólogos de México.

Otro factor que debe considerarse es que la pirámide población se está invirtiendo y se calcula que para el año 2050 los casos de osteoporosis pueden duplicarse o triplicarse en México y el mundo.

De acuerdo con el INEGI (Encuesta Intercensal, 2015), el envejecimiento de la población esperado para 2050 conllevará a un aumento en personas con diagnóstico de osteoporosis y, por consiguiente, el incremento de fracturas por fragilidad ósea. La Fundación Internacional de Osteoporosis (IOF, por sus siglas en inglés), estima que una de cada 12 mujeres y uno de cada 20 hombres sufrirán fractura de cadera al año, lo que significa un total de 155,874 personas con dicha afección.[1]

Uno de los grandes problemas de la osteoporosis es que 80 por ciento de los pacientes no son diagnosticados ni reciben tratamiento adecuadamente.[2]

Los pacientes con una fractura tienen un 50% de probabilidades de sufrir una segunda fractura en su vida futura. La osteoporosis y las fracturas por fragilidad se perfilan como una de las causas de carga por enfermedad de mayor impacto en el Sector Salud, que afectarán negativamente la calidad de vida de las personas que las sufren, provocando una situación de dependencia e incremento en el riesgo de muerte.

La osteoporosis es una enfermedad indolora y asintomática, que afecta a todo el esqueleto de la economía del cuerpo en la cual está definida como una disminución de la fortaleza del hueso en las fases iniciales.

Los huesos están constituidos por una serie de trabéculas como una especie de enramado y con la osteoporosis se pierden esas uniones, haciendo huesos frágiles y quebradizos que los condiciona a mayor riesgo de fractura, siendo las de mayor frecuencia en cadera, muñeca o columna vertebral.

El doctor Álvarez alertó que uno de los factores de riesgo más importantes para el desarrollo de la osteoporosis es la menopausia, que en la mujer mexicana se presenta en promedio a partir de los 50 años y si no recibe tratamiento hormonal para la misma, esta se asociará a la pérdida de hueso y el riesgo se incrementa si hubo un desarrollo inadecuado de los huesos en la juventud.

Añadió que una persona desarrolla el pico de masa ósea a los 30 años, depende de factores genéticos y ambientales por lo que, si existe un antecedente de algún trastorno en la conducta alimentaria como bulimia o anorexia, no realizó la persona actividad física o tuvo otros problemas de salud que evitaron el desarrollo de la masa muscular, tendrán mayor riesgo en la edad adulta.

“Actualmente se conoce que el riesgo de osteoporosis tiene un 80% de factor genético y 20% por el estilo de vida. Para prevenir este padecimiento se debe contar con alimentación rica en calcio y vitamina D, hacer ejercicio, los cuales deben incrementarse antes de los 30 años, que es cuando el ser humano alcanza su pico de masa ósea”, recordó.

El calcio se encuentra en los huesos, ayuda a formarlos y mantenerlos sanos. Además, el cuerpo utiliza el calcio para ayudar a la coagulación sanguínea y a la contracción muscular. Si no se incorpora suficiente calcio diariamente en los alimentos el cuerpo tomará el calcio que necesita debilitando los huesos. La vitamina D mejora la absorción de calcio y de esta forma la salud de los huesos. Se ha recomendado obtener parte de vitamina D gracias a la luz solar, pero hay quienes tienen temor al riesgo de padecer cáncer de piel.

Entre las opciones de tratamiento para osteoporosis se encuentra Cuyulid® de Laboratorios Armstrong que combina alendronato con vitamina D (Ácido Alendrónico/Colecalciferol) el cual está indicado para evitar pérdida ósea, lo que previene fracturas de columna y de cadera.

El ácido alendrónico pertenece al grupo de medicamentos no hormonales, denominados bisfosfonatos, que previenen la pérdida de hueso que se produce en las mujeres después de llegar a la menopausia y ayuda a regenerar el hueso.

Por otro lado, el colecalciferol o vitamina D3, desempeña importantes funciones en la mineralización del hueso y el metabolismo del calcio; ayuda al cuerpo a usar el calcio y el fósforo para fortificar los huesos y los dientes.

Finalmente, el doctor Álvarez López recomendó realizar estudios de factores de riesgo para osteoporosis a todas las mujeres posmenopáusicas de 50 años o más con densitometría o tomografía computarizada cuantitativa. Además, se deben cambiar los hábitos en el estilo de vida para conservar y mejorar la salud ósea, lo que disminuirá el riesgo de fracturas.

[1] https://www.dof.gob.mx/nota_detalle_popup.php?codigo=5496348

[2] https://www.senado.gob.mx/64/gaceta_del_senado/documento/76262