Published On: vie, Jul 19th, 2019

Brisa Carrillo: Cumple tus sueños y hasta que no lo logres no descanses

Brisa Carrillo es actriz, cantante y compositora, egresada del CEA Televisa forma parte del elenco básico de Televisa. Su debut en el teatro fue en la obra Sexo, sexo, sexo: el musical, de Sergio Álvarez, desde el 2014 es la protagonista de La Sirenita, y destaca que ha sido el personaje que más la ha marcado como actriz. Celebra formar parte de la compañía de Alejandro Medina, pues aquí puede explorar su talento musical, el cual es respaldado por los seis sencillos que ha lanzado hasta la fecha con excelente recepción del público.

Ser princesa en la era de la revolución social es una gran responsabilidad, Brisa se manifiesta orgullosa de poder compartir los clásicos de la literatura con las nuevas generaciones, sin embargo comparte que espera poder transmitirles que lo más importante es luchar para lograr sus objetivos, independientemente de cuáles sean sus sueños: “querer es poder, cumple tus sueños y hasta que no lo logres no descanses”. Celebra que la inclusión está alcanzando a los más pequeños, y recuerda con cariño a un niño, de aproximadamente seis años, que, sujetando una muñeca de La Sirenita con naturalidad, acudió a presenciar la obra. La actriz afirma que esto demuestra que la obra es para todos, sin importar el género.

Sobre su personaje como Bagheera en El libro de la selva, obra inspirada en el libro del mismo título de Rudyard Kipling, Carrillo reconoce que representó un gran reto abordar los matices que requería, pues en el pasado únicamente había interpretado papeles de “niña buena”, y la pantera, sin ser villana, conlleva un peso que puede percibirse hasta en la voz. Transmitir la ilusión y la magia de ver a un animal no humano en el escenario fue un ejercicio físico y actoral que ha disfrutado en los últimos tres años de producción.

Brisa ama a las princesas –declara-, sin embargo comparte que desea personificar a una villana: “Una protagonista no luce sin su antagonista, el villano hace que el bueno salga a lucir”. Sería interesante, tendría que trabajar mucho, pero es un desafío que desea abordar, afirma.

Con respecto al musical La Sirenita, es pertinente destacar que esta adaptación que hace Alejandro Medina de la obra escrita por Hans Cristian Andersen ofrece un espectáculo lleno de dinamismo y color, pues la mayoría de las escenas se presentan bajo el recurso del teatro negro con elementos marinos fluorescentes; pues ahí desfilan, bailan y cantan un sinfín  de peces, medusas, sirenas, aves y una maravillosa tortuga que por indicaciones del rey Neptuno, y en vísperas del cumpleaños de la Sirenita, es la encargada de supervisar y vigilar los movimientos de la curiosa princesa, quien por su ilusión de conocer la vida fuera del agua, y tener un par de piernas para recorrer los caminos que le llevarán hasta el príncipe de quien está enamorada, aceptará el trato que la Bruja del mar le ofrece.

Es así que a través de los números musicales: Fuera del agua, Las sirenas, Si vives dentro del agua, Me la vivo ayudando, Si no la besas y Los sueños se hacen realidad, el público asistente acompaña a los personajes en cada etapa de la historia, donde también participan, ya que van opinando y orientando a los personajes para ayudarles a salir de los vericuetos en los que se ven inmersos.

El musical La Sirenita promueve y refuerza los valores de la comunicación, empatía, respeto y confianza que  son indispensables entre padres e hijos como base de una sociedad en constante cambio, dejando ver con claridad que es posible lograr que los sueños se hagan realidad.