Published On: Jue, Abr 14th, 2011

Automovilismo

Más de 400 autos clásicos de todas las épocas se dieron cita en el municipio de Huixquilucan en el Estado de México para participar en la Vigesimoquinta edición del ya famoso concurso de autos clásicos.

 El concurso estuvo enmarcado por varios eventos importantes, en el rubro de los autos nuevos se realizaron relevantes anuncios, destacando el regreso al país de la marca Alfa Romeo y la presentación del Mazda2, un esperado auto subcompacto que el mercado anhelaba, también Cadillac presento su modelo CTS-V un sedán poderoso y de alto desempeño, hablando también de autos nuevos, se llevo a cabo la subasta del primer ejemplar del Dodge Challenger 392 HEMI en México, un afortunado coleccionista pagó $590 mil pesos por tener el auto uno de sesenta que constará la edición limitada para nuestro país, en su colección.

 La industria automotriz nacional ha visto el potencial del Gran Concurso Internacional de la Elegancia y lo utiliza como escaparate para presentar lo más nuevo de sus catálogos, huelga comentar que esta es la primera vez que hay un éxodo masivo de marcas Premium en el seno del concurso, ya que fabricantes como Jaguar y Land Rover que siempre fueron patrocinadoras del evento brillaron por su ausencia, también se notó la falta de Mercedes-Benz BMW y MINI. Las únicas marcas marcas de lujo presentes fueron Ferrari, Maserati, Lincoln y Cadillac.

 Nuevos expositores se dieron cita, Nissan nos trajo el GT-R, pero solo para mostrarlo, ya que no planean comercializarlo en México, Peugeot y Renault hicieron lo propio con lo más nuevo de su gama, Ford, Suzuki, General Motors y Chrysler mostraron también lo que ofrecerán al público en el segundo semestre del año. Un capitulo aparte merece la empresa mexicana Tecnoidea, creadora del Mastretta MXT, que estuvieron presentes con dos bellos ejemplares, uno gris y otro naranja adornaban la parte central del área de exhibición.

Hablando de Clásicos

Sin dudarlo, el nivel de autos clásicos en México se ha elevado mucho, por un lado las facilidades de importación de estos vehículos ha ayudado bastante, también se conjuga con la buena y detallada mano de obra de los artesanos mexicanos que llevan a cabo restauraciones del mejor nivel, algunas de las piezas exhibidas en la XXV edición del Concurso de la Elegancia son dignas de cualquier concurso de Europa o Estados Unidos, siendo lo más destacable en la opinión del suscrito; un Aston Martin DB6 Superleggera que debió que ser el Best of the Show este año, lamentablemente no fue así, los jueces decidieron darle este codiciado premio a un Jaguar XKE 1961 también en un estado impecable.

 Así de sui-generis es el mundo de los Clásicos, siempre sale alguien a disgusto con la decisión a la hora de otorgar o recibir un premio, pero es una realidad que gracias a esa férrea competencia por ser el mejor, el nivel del concurso se ha elevado mucho y al final el espectador es el que sale ganando, también se pudieron observar piezas sumamente raras como el Lamborghini GT 350 Superleggera que se exhibió por primera vez en esta edición, un McLaren CANAM muy parecido al que usaba Moisés Solana, también se pudo observar un raro ejemplar de un Fórmula Junior con motorización Renault-Gordini construido en México en los años cincuenta, o un Fórmula Uno Tyrrell-Cosworth DG016 que quizá pasó algo desapercibido y que piloteo Jonathan Palmer en las temporadas 1987 y1988 de la máxima categoría.

 El Club Jaguar es el creador y anfitrión del concurso desde hace 25 años, en el 2011 el modelo XKE cumple 50 años. No es raro pensar que el mejor auto del concurso haya sido precisamente un XKE 1961, otro cumpleaños importante y que pasó casi desapercibido fue el de Jeep, que en este año cumple 70 años de existencia como marca, Renault quizá fue el que más aniversarios conmemoro, ya que en el 2011 se cumplen los 50 años de la presentación de la Renault 4 y también del convertible Florida – que es posible la marca reviva próximamente- y por último se recordó el primer triunfo del Alpine-Renault en el Rally de Montecarlo de 1971 con una réplica exacta del A110 Berlinette número 28 en el que ganaron Obe Anderson y Jean Todt dicha justa.

 Los premios más destacados dentro del concurso fueron:
 Best of Show: Jaguar XKE 1961
 Mejor auto estadounidense: Cadillac Eldorado 1953
 Premio GNP al más antiguo: Buick 1921
 Premio Presidente (mejor restauración): Corvette 1962
 Comentarios: jatoza@yahoo.com.mx

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.